Socios del empresario y financista de la campaña presidencial de Pedro Castillo, Abel Cabrera Fernández, ganaron dos obras públicas cuyo financiamiento fue aprobado por el jefe de Estado mediante el Decreto de Urgencia 102-2021, del 29 de octubre de 2021.

De acuerdo con declaraciones de colaboradores eficaces y testigos protegidos ante el equipo especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder, Abel Cabrera era parte del grupo Los Chiclayanos, también conocido como Buró Político, compuestos por empresarios y paisanos que aportaron económicamente a la campaña de Pedro Castillo.

En 2017, Acech Group, de propiedad de Abel Cabrera, ganó un contrato con la Municipalidad Provincial de Lamas junto con la empresa Lenus, de Leyder Núñez Sigüeñas.

Y en 2018, Acech Group obtuvo otro contrato, esta vez con la Municipalidad Provincial de Lambayeque, en consorcio con Jenyo’s Contratistas Generales, de Arnaldo Tapia Delgado, socio fundador de Lenus.

Justamente la constructora Lenus, cuyos propietarios son Leyder Núñez Sigüeñas y Arnaldo Tapia Delgado, consiguió la adjudicación de dos obras públicas por 6 millones 571 mil soles: una para el distrito de Cumba, provincia de Utcubamba, región Amazonas, y otra en Pomahuaca, Jaén, en Cajamarca.

El financiamiento de estas obras las autorizó el jefe de Estado con el Decreto de Urgencia 102-2021, que también lleva la firma del exministro de Vivienda, Geiner Alvarado López, íntimo amigo de Abel Cabrera.

El empresario Abel Cabrera fue quien recomendó al presidente Castillo el nombramiento de su amigo Geiner Alvarado como ministro de Vivienda y Construcción. Una vez designado Alvarado en dicho despacho, ubicó a su amigo Salatiel Marrufo Alcántara como jefe del Gabinete de Asesores del ministro de Vivienda.

De acuerdo con declaraciones de la exviceministra de Vivienda, Elizabeth Añaños, Salatiel Marrufo presionó para que se incluyera en el proyecto de financiamiento de obras públicas, a 20 de especial interés para Los Chiclayanos. Entre estas 20 se encontraban los dos proyectos que fueron adjudicados a la constructora Lenus, cuyos dueños son allegados al financista y amigo del presidente Castillo, Abel Cabrera.

La exviceministra Elizabeth Añaños también reveló que tuvo que exponer los proyectos del Ministerio de Vivienda, en una reunión privada con integrantes de Los Chiclayanos: el alcalde de Anguía, Nenil Medina; el jefe de asesores Salatiel Marrufo; el empresario y amigo del presidente y dueño de la casa de la calle Sarratea, Segundo Sánchez Sánchez; y el empresario Abel Cabrera Fernández.

La República contactó con Abel Cabrera para que ofreciera su versión sobre estos hechos por los que es investigado por la Fiscalía contra la Corrupción del Poder. Pero optó por la amenaza.

“Lo único que puedo decir es que, si no se ratifican (rectifican) de los titulares malintencionados que han sacado con mi nombre y mi fotografía en todos estos meses, tendré que querellarlos. Nada más tengo que responder a la prensa. Mis abogados están trabajando en eso”, escribió Abel Cabrera por mensaje de WhatsApp.

No es malintencionado informar que Abel Cabrera se reunió con el presidente Castillo en Palacio de Gobierno, el 9 de septiembre de 2021, pocas semanas antes que se publicara el Decreto de Urgencia 102-2021, que autorizó el financiamiento de 20 obras públicas que escogieron Los Chiclayanos. Uno de ellos era Abel Cabrera.

En sociedad

Abel Cabrera ganó contratos con empresarios de Lenus, que luego obtuvieron obras con el gobierno de Castillo.

El dato

Familia. El representante de Lenus, Leyder Nuñez Siguëñas, es sobrino de del dueño de la clínica La Luz, Fermín Silva Cayatopa.

Entorno. Fermín Silva facilitaba entrevistas entre empresarios y allegados del presidente Pedro Castillo.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + diecisiete =

Translate »