La Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios y representantes de la Policía Anticorrupción intervinieron ayer la Municipalidad Distrital de Íllimo (Lambayeque), por presuntas irregularidades en la gestión del exalcalde Juan Manuel Cabrera Farroñán.

La fiscal Karen Ninaquispe Gil ingresó al municipio de Íllimo y se dirigió directamente a la principales áreas administrativas, como las gerencias de Logística, Obras e Infraestructura y otras, para pedir la entrega de documentación sobre la contratación y adjudicación de obras públicas.

Según fuentes de la Fiscalía Anticorrupción de Lambayeque, se dispuso el inicio de las investigaciones preliminares contra el exburgomaestre por el partido Alianza Para el Progreso (APP), Manuel Cabrera y otros exfuncionarios, por el presunto delito contra la administración pública en agravio del Estado.

También dijeron que la apertura de diligencias se debe a la presentación de una denuncia con más de 13 casos de presuntos actos de corrupción advertidos en distintas áreas de la comuna de Íllimo. Por ejemplo, corresponderían a contratación de bienes y servicios, adjudicación de proveedores, compra de matriales, obras de electrificación, entre otras.

“Estamos en la etapa de recabar información, tenemos tiempo para investigar las denuncias porque se tienen que corroborar las presuntas irregularidades, señalaron.

En agosto de 2018, un ciudadano denució a Cabrera Farroñán y solicitó su vacancia ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), argumentando un manejo irregular de los fondos de la comuna y presunto aprovechamiento del dinero que envía el Ministerio de Economía y Finanzas, vía el Foncomun, que fluctúa entre S/150,000 y S/180,000 mensuales, además de los recursos propios, a través de contrataciones al parecer fraudulentas. Además, se denunció que Cabrera ejecutó obras sin respetar el PIA 2015, ni el Presupuesto Participativo 2015-2016, y prescindiendo del Concejo Municipal.

Solicitan emergencia

Hace uno días, el actual alcalde de Íllimo, Miguel Baldera Sandoval, manifestó que era necesario una restruccturación administrativa de la municipalidad con el próposito de transparentar y consolidar grandes proyectos de infraestructura.

A través de su página de Facebook, la municipalidad indicó que existe la necesidad de declarar en emergencia el municipio debido a los presuntos actos de corrupción.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 6 =

Translate »