“Se va firmar el contrato, esa es la respuesta que dio el gobernador (Francisco Pezo) a los dirigentes de Neshuya (distrito de Curimaná, provincia de Padre Abad). Se están subsanando las observaciones y se solucionará todo y definitivamente se hará sí o sí la carretera”, aseguró el jefe de imagen institucional del Gobierno Regional de Ucayali, Wilder Macahuachi, al ser consultado por la firma de contrato con el consorcio Víal May Ushin (compuesto por las firmas Desial SAC y Tableros y Puentes S.A.), por un monto que supera los 203.2 millones de soles.

La adjudicación de la buena se produjo el 28 de noviembre de 2018, durante la gestión del ex presidente regional de Ucayali, Manuel Gambini, pero tras los informes que cuestionaban el procedimiento, la suscripción del contrato quedó postergada.

Ahora el consorcio ganador le exige al nuevo gobernador, Francisco Pezo, que cumpla con firmar el contrato, no obstante que existen serios cuestionamientos al proceso de adjudicación por parte de las entidades fiscalizadoras de las obras públicas.

El Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado y la Contraloría General de la República emitieron informes técnicos que alertan sobre un riesgo para la ejecución del proyecto, ya que no contaría con la experiencia suficiente para una obra de esta envergadura tal como lo acreditó durante el proceso de licitación.

La Contraloría realizó una acción simultánea al proceso de selección detectando las irregularidades en la documentación entregada por el consorcio ganador Vía May Ushin.

“Durante la ejecución del citado servicio de control, el equipo auditor advirtió la existencia de riesgos relacionados a la existencia de documentación carente de veracidad por el postor ganador de la buena pro Consorcio Vial May Ushin, emitiéndose un oficio al titular de la entidad (el GRU) comunicándole la situación advertida y precisando que tal situación generaba el riesgo de posibles nulidades posteriores”, informó la Contraloría.

Por su parte, Osce emitió un reporte señalando prácticamente lo mismo: “El consorcio Vial May Ushin, postor que obtuvo la buena pro, ha presentado información documentaria para su evaluación de su oferta inexacta, y posiblemente no cierta. Suscribir un contrato con un postor que se valió de documentación falsa podría generar los siguientes riesgos: posible entrega de adelantos directos y entrega de adelantos de materiales, los cuales podrían verse afectados dado que la obra quedaría inconclusa, lo cual, generaría adicionalmente, pérdida económica al Estado peruano”.

Luego de conocer las observaciones, el fiscal provincial anticorrupción, Percy Panduro, solicitó información al Gobierno Regional de Ucayali, no solo del proceso de selección sino también del comité de selección. El representante del Ministerio Público busca establecer si existe la comisión de delitos contra la administración pública.

Empero, el gobernador le ha dicho a los pobladores que “sí o sí” suscribirá el millonario contrato.

Fuente La República

Translate »