La presidenta de la comisión Lava Jato, Rosa Bartra Barriga, señaló que existe un blindaje en el caso del Proyecto Alto Piura por parte de los diferentes gobiernos que otorgaron contratos con inmunidad diplomática a organismos internacionales que cooperaron en el proceso de las licitaciones. Dicha comisión recomendó que se convoque una comisión Ad Hoc que investigue a profundidad los actos de corrupción en esta obra pública.

Investigación. La congresista fujimorista Rosa Bartra indicó que el Proyecto Alto Piura es uno de los más complejos que hay, debido a que como comisión les ha costado obtener información y se ha truncado la investigación.

“El proyecto Alto Piura empieza con un blindaje que trabaja con organismos internacionales que pervirtieron la contratación de obras y esto impide los flujos de información, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) trabajo allí y nos nos brindó la información”, manifestó Bartra Barriga.

Al ser consultada, sobre que ente estableció el sistema de financiamiento extranjero, sostuvo que existen contratos de inmunidad diplomática realizados por los diferentes gobiernos como el de Alan García y de Ollanta Humala.

Indicó que la comisión Lava Jato solo ha podido investigar el caso Alto Piura hasta el año 2014, debido a que luego la ejecución de la obra estuvo a cargo de la empresa peruano italiana Obrainsa Astaldi y por mandato la comisión solo fue creada para investigar a empresas brasileñas o consorciadas con Odebrecth.

Es por eso que señala que no ha sido posible extraer conclusiones que respondan a lo ocurrido.

“Recomendamos que se forme una comisión Ad Hoc que investigue de inicio a fin el proyecto Alto Piura, sin importar la nacionalidad de las empresas y profundizando las investigaciones en el caso de la participación de los organismos internacionales”, dijo la fujimorista Rosa Bartra.

La parlamentaria explicó que es necesario que se investigue a profundidad el caso Alto Piura por haber numerosos indicios de corrupción.

“Espero que la moción aprobada por el pleno de una comisión investigadora investigue a profundidad y sin limitaciones y alcance la verdad en este caso, en el que se ha mezclado todas las posibilidades de corrupción, organismo internacionales, licitaciones sin expediente técnico, el proyecto Alto Piura es un emblema de corrupción”, finalizó la parlamentaria que preside la comisión Lava Jato.

Bartra leyó ayer el informe de la comisión Lava Jato ante el Congreso de la República en el que se investigó a funcionarios peruanos que recibieron sobornos por parte de empresas brasileñas para adjudicarse obras de infraestructura pública en los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, entre los años 2001 y 2017.

INFORME. Cabe mencionar que el informe de la comisión Lava Jato refiere que se investiga el Proyecto Alto Piura desde el 2005 hasta la resolución del contrato con la empresa Camargo Correa en el año 2013.

Durante el periodo del presidente regional de Piura, César Trelles Lara, firma el acuerdo de cooperación con la Unops en el 2009 para que esta se encargue del proceso de licitación y supervisión de la obra.

Según la investigación de la comisión Lava Jato, la primera adjudicación se declara desierta el 28 de diciembre del 2009.

El documento del parlamento refiere que Unops descalifica a la empresa China International Water Electric Corporation (CWE) y aunque da como ganador al Consorcio Alto Piura, no recomienda adjudicar la buena pro porque la oferta de ambos postores estaba desbalanceada.

En el informe se enfatiza que 17 días antes de la recomendación, el 11 de diciembre del 2009, el presidente Alan García se reunió con su similar de Brasil, Ignacio Lula Da Silva, y que conversan sobre de asuntos hidroenergéticos e hídricos. Un medio local destacó: “ Da Silva hizo hincapié en el papel que tienen las empresas en la integración regional , asegurando que anima a los empresarios a no mirar al norte sino a comprar e invertir y vender en América del Sur”.

REUNIÓN. Además, la comisión obtuvo información de que el 26 de noviembre del 2009 el gerente general de Camargo y Correa, José Alves Pereira Neto, se reunió con el embajador de Brasil en Perú, Jorge Taunay para hablar sobre el Proyecto Alto Piura, asegurando que la empresa China International Water Electric Corporation (CWE) actuaba “deslealmente”.

Por eso el embajador le dice al ministro de Relaciones Exteriores de Brasil que se incluya el tema en la reunión que Da Silva sostendría con Alán García y en el que se destacaría las experiencias exitosas con empresas brasileñas.

Sobre este punto, la comisión que preside Bartra indica que no ha logrado establecer que la descalificación de la empresa china ocurrió a raíz de los hechos mencionados, por lo que considera necesario que el Ministerio Público investigue este caso.

El 28 de abril del 2010 en la segunda convocatoria, Unops recomienda que se adjudique la buena pro a Camargo y Correa.

Otro aspecto relevante en la investigación de la comisión del Congreso de la República es en lo referente al presidente regional César Trelles Lara, que en el 2005 le solicita al gobierno de Alejandro Toledo que se exonere del ciclo SNIP al proyecto Alto Piura en su primer componente aduciendo que ya tenía estudios de prefactibilidad y factibilidad concluidos y solo se requerían la actualización de costos.

El Ministerio de Agricultura de ese entonces deniega el pedido. Luego en el 2007, durante el segundo periodo de Alan García y en el segundo periodo de Trelles Lara, se consigue la exoneración de la primera etapa del proyecto que consiste en la construcción de la presa tronera y el túnel de trasvase.

La comisión Lava Jato considera que la exoneración del estudio de factibilidad sería un acto irregular debido a que no se respetó los informes técnicos que recomendaban que se cumpla con todas las etapas del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

Concluyen que en existiría un interés de Trelles Lara y del gobierno de ese entonces, de Alan García, en acelerar la ejecución del proyecto a pesar que el Ministerio de Finanzas señalaba que debía seguirse el curso normal.

El legislador por Piura, Hernando Cevallos Flores, refirió que el informe Lava Jato es preliminar en lo referente al Alto Piura.

“La comisión Lava Jato no ha profundizado en esta etapa en el que se vincula a Alan García y a funcionarios del gobierno regional de Piura, esto llama la atención, ya que parecería que existen intereses de por medio para que no se investigue la participación del Apra con las empresas brasileñas”, dijo.

Cevallos criticó que la comisión Lava Jato investigue a la empresa Camargo Correa en el Proyecto Alto Piura.

“Vamos a solicitar una comisión investigadora para analizar todo lo referente al gobierno de Alan García y la participación de Keiko Fujimori y que la otra comisión que recién se ha formado no blinde los actos de corrupción”, manifestó el parlamentario por Piura.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + seis =

Translate »