Para el director ejecutivo del programa de alimentación escolar Qali Warma, Fredy Hinojosa, es preocupante la tardanza de la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) en emitir sus informes sobre el estado de los productos cuya distribución fue suspendida por supuestas anomalías durante 2019.

Proveedores de alimentos de Qali Warma de diferentes regiones del país expresaron su malestar porque a raíz de la inmovilización de los productos bajo observación, el organismo aplica una penalidad sobre el 10% del monto de la carta fianza bancaria que se presenta al obtener la buena pro de licitación. La demora de 8 meses de la DIGESA por establecer si el alimento es o no un peligro para la salud de los niños, afecta económicamente a las empresas contratistas de Qali Warma, porque mientras dura la espera la penalidad continúa vigente.

“Cuando detectamos algún producto presenta deficiencias, nosotros estamos obligados a comunicar a la autoridad competente, en este caso DIGESA, para que determine si es apto o no para el consumo humano”, dijo Hinojosa a La República.

Preguntado si no era demasiado 8 meses de espera para la DIGESA emita los resultados, el director ejecutivo de Qali Warma respondió: “Ese es un tema que le corresponde a DIGESA. Como funcionarios públicos estamos impedidos de pronunciarnos sobre otras entidades. Yo respondo sobre Qali Warma. Sobre los plazos, los tiempos y los procedimientos de DIGESA, es algo que corresponde responder a esta entidad”.

Las empresas proveedoras afectadas han comunicado a la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Ariela Luna, y a la viceministra Patricia Balbuena, que las penalidades aplicadas por Qali Warma por presunto incumplimiento de contrato (entrega de productos que no cumple los estándares de seguridad alimentaria), alcanzaría los 300 millones de soles, lo que afecta financieramente sus actividades. Hinojosa dijo que el monto “es mucho menor”, aunque reconoció la existencia de la “incomodidad” en los proveedores por la larga espera por los resultados de los laboratorios de la DIGESA.

También informaron las empresas que trabajan con Qali Warma, que el producto inmovilizado por la entidad el año pasado en determinadas regiones, ha sido consumido completamente en otras sin ningún problema, lo que indica que no hay ningún riesgo. Sin embargo, Fredy Hinojosa insistió que se debía cumplir la normatividad según la cual la única forma de levantar la inmovilización es con el reporte de DIGESA, “que es la que impone las medidas de seguridad sanitaria”.

Por lo que, en última instancia, según Hinojosa, es la DIGESA, y no Qali Warma, la que dispone la denominada inmovilización del alimento observado. “Es la autoridad sanitaria, la DIGESA, la que inmoviliza todo el lote del producto, hasta que nos informe sobre el resultado de la evaluación”, indicó.

El director ejecutivo de Qali Warma confirmó que existen al menos 18 lotes de alimentos inmovilizados debido a las llamadas “alertas sanitarias”, a la espera de los informes de la DIGESA.

“Ninguno de esos 18 casos, efectivamente, todavía lo ha resuelto la DIGESA. Por eso, los lotes de alimentos han sido inmovilizados en los almacenes de las empresas, no han llegado a los colegios”, señaló.

Proveedores de QW hacen advertencia

Empresas que trabajan para QW comunicaron por via notarial que seguirán distribuyendo alimentos bajo “alerta sanitaria”, y que las autoridades de la entidad serán responsables de las consecuencias.

El titular de QW, Fredy Hinojosa, precisó que solo están inmovilizados lotes específicos, no todo un producto.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =

Translate »