El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) publicó la “Guía para combatir la Concertación en las Contrataciones Públicas” en conjunto con el Organismo de Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) y Perú Compras.

La guía tiene como objetivo orientar a los funcionarios públicos encargados de las contrataciones públicas  para formar bases administrativas adecuadas que permitan identificar patrones de conductas anticompetitivas así como advertir al sector privado (postores), señalando las conductas que pueden realizar como las que no, generando en suma una mayor eficiencia en el gasto público.

En este sentido Ivo Gagliuffi, presidente del Indecopi, resaltó la importancia de esta guía debido al impacto de las compras públicas en el PBI—alrededor de S/23.000 millones (11,7%)— además de funcionar como una herramienta para fomentar la eficiencia en el gasto público, “es importante que exista un foco de atención del agente de competencia para poder determinar si los postores se están aprovechando de estos montos que provienen del pago de impuesto de todos los peruanos”.

Los más recientes casos de colusión en licitaciones públicas que Indecopi identificó fueron las oxigeno medicinal, por reparto de mercados geográficos, donde una de las empresas ganaba siempre en la zona norte, otra ganaba en Lima y el centro y la última en el sur. Otro caso fue el de las hemodiálisis en las clínicas: 33 de ellas se ponían se acuerdo para postular con precios similares o no postular, con el objetivo de elevar los precios posteriormente en las próximas licitaciones.

El funcionario señaló que las multas impuestas por este tipo de licitaciones colusorias ascienden a S/29 millones a la fecha.

La funciones principales de esta guía son las de abogacía y promoción de la competencia, que si bien es facultativa (no es obligatorio seguir las recomendaciones propuestas por parte de los postores o funcionarios públicos)  espera a través de las recomendaciones normativas y la guía misma orientar a los funcionarios públicos y empresas a realizar buenas prácticas en las compras públicas.

Una vez identificadas algunas señales (no basta solo una, deben ser varias a la vez) tales como cotizaciones idénticas o similares, formatos de oferta con los mismo errores de postulación, reparto de mercados o una suerte de carrusel de los ganadores en las licitaciones, entre otras se activará el protocolo de Indecopi para empezar con las investigaciones del caso, la guía cuenta además con un canal de comunicación (mensajes, correos o llamadas) para informar sobre sospechas de prácticas anticompetitivas reservando la identidad del denunciante.

COMPETENCIA EN COMPRAS PÚBLICAS

Un estudio realizado por OSCE sobre niveles de competencia en el estado muestran que por cada compra pública se presenta 2.3 ofertas (postores), cifra bastante baja. Esta mejora con la compras electrónicas, debido a que en la subasta inversa las ofertas aumentan a 4.6; mientras que las compras por catálogos electrónicos, las ofertas por compras aumentan a 70.8.

En este sentido, respecto a la competencia en compras públicas así como de la lucha contra la corrupción en las licitaciones públicas, el jefe de Perú Compras, Fernando Masumura, señaló que estas prácticas aumentan cuando el mercado no cuentan con las condiciones óptimas de competencia “el riesgo de colusión aumenta en la medida que crece la discrecionalidad del comprador, haya más condiciones de monopolio en el mercado y menos rendición de cuentas o pocos proveedores en la participación de compras públicas”.

El funcionario indicó además que la correlación entre la competencia y el ahorro es uno de los principales beneficios de la guía, cerca del 52% de las compras públicas se adjudican a un solo postor, situación que solo permite un promedio de ahorro del 3% mientras que cuando se presentan de cuatro a más postores, el nivel de ahorro asciende a 17,5%. Finalmente, recalcó que si el uso de la guía se traduce en una mayor competencia se logrará también ahorros importantes.

Fuente EL Comercio

Translate »