-¿El Estado ha adquirido medicamentos falsificados a través de sus hospitales y centros de salud?

Uno de nuestros socios lo comprobó en un hospital del Ministerio de Salud, en Arequipa, cuando encontró que su producto estaba ahí, pero no fue hecho en un laboratorio nacional sino por un falsificador. Incluso los certificados y protocolos estaban firmados por un chino. El laboratorio afectado ha presentado las denuncias correspondientes y ha advertido al Ministerio de Salud el hallazgo de productos falsificados en cuatro hospitales y postas médicas diferentes. Si por mera casualidad se halló uno, no sabemos cuántos más puede haber en los centros de salud de todo el país.

-¿Cuáles son los defectos del sistema de compras del Estado?

El sistema de compras electrónicas de medicamentos permite llevar a las pujas ofertas de productos sin registro sanitario o con mínimas o nulas garantías de calidad. No es posible que antes de empezar las pujas no haya una calificación técnica del producto. Es decir, el registro sanitario del producto y los certificados. Es un defecto en el sistema de compras estatales electrónicas en este momento que ha favorecido que puedan existir este tipo de situaciones embarazosas.

-¿Hay una entidad que valide las subastas?

No hay un organismo especializado y externo que valide el funcionamiento del sistema, el cual ahora es totalmente inseguro y vulnerable. La solución más eficaz es que mientras resuelven el problema de validar el sistema, los procesos de compra deben ser presenciales como antes. De esta manera  se verifica cada uno de los productos presentados frente al notario y se registra cada acción en el acta. En caso contrario se producen problemas como la compra de medicamentos falsos en los hospitales, algo muy serio.

-¿Cómo se relaciona esa situación con el desabastecimiento de medicinas en los hospitales?

Hay que separar las compras de los productos de instituciones de los de la calle. Entre ellos, los precios de los primeros son muchísimo más bajos, pero actualmente los hospitales están atrasados un año en los pagos y por los menos cinco meses en sus compras estatales. Es como si se fomentara el desabastecimiento en los hospitales para que la gente salga a los sectores privados. Y como no se ha hecho nada para contrarrestar el tema de los precios caros, se está favoreciendo a un grupo de personas.

REGULACIÓN ESTÁ MAL DISEÑADA

 -¿A qué se debe la vulnerabilidad del sistema de compras de medicamentos?

Se debe a que la regulación de compras estatales está mal diseñada. Lo sabe el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado, el Ministerio de Salud y demás entes, pero no hacen nada para corregirlo. Pareciera que existiera una inclinación para hacer las compras afuera o directamente a dedo. No obstante, no lo hacen porque conocen sus limitaciones logísticas y harían un desbarajuste total.

RICARDO ESPINAL LAURENTE

OLIGOPOLIOS

 MANTIENEN LOS PRECIOS ELEVADOS

“El Perú se rige por un sistema de oligopolios que no busca hacer competir los precios, sino mantenerlos elevados. Además, hacen caso omiso a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud”.

Fuente Diario Expreso

Translate »