El sector educación continúa sin ser atendido por el Estado de manera oportuna. Poco o nada se ha hecho por cerrar las brechas de infraestructura e incluso la situación ha empeorado después de más de dos años de pandemia.

Para el exministro de Educación, Idel Vexler, el regreso a la presencialidad ha significado un año enfocado en la recuperar los aprendizajes limitados por la educación a distancia.

“Creo que la comunidad educativa ha entendido que este es un año transicional de recuperación de los aprendizajes y del desarrollo socioemocional. Espero que el 2023 y 2024 la situación se vaya regularizando; es decir, que aumente el rendimiento escolar”, comentó.

Para el especialista en gestión educativa, el principal problema que sigue atravesando el sector es el deterioro de la infraestructura que atraviesa una gran mayoría de colegios a nivel nacional.

“El Ministerio no debe seguir haciendo evaluaciones e inventarios sino mejorar la gestión en el campo de la infraestructura con la restitución de las escuelas que lo requieren sobre todo en el norte como Piura. Para ello, insisto en que deben declarar en emergencia la infraestructura educativa”, añadió.

Sobre el tema, el exministro de educación y fundador de Pirka Consultoría, Daniel Alfaro, manifestó que pese a los esfuerzos que se están realizando, nos tomará muchos años cerrar las brechas en infraestructura a nivel nacional. En ese sentido, exhortó a las nuevas autoridades regionales que serán elegidas, mejorar la capacidad de gasto en lo que se refiere a obras de reconstrucción o mejoramiento.

“Ahora que vienen las elecciones, los nuevos gobernadores deben prestar atención a este tema y tratar de acelerar las inversiones al respecto”, puntualizó.

Infraestructura

En esa misma línea, la docente y secretaria del Sutep, Juana Rosa Ordinola, señaló que se están haciendo los esfuerzos para lograr los objetivos de aprendizaje. Asimismo,  lamentó que el Estado no esté preocupándose por atender las deficiencias en infraestructura educativa, así como otros graves problemas.

“El 70% de colegios tienen una infraestructura en pésimo estado, no se está mejorando. Pedimos la renuncia del ministro de Educación porque él en vez de preocuparse por cerrar las brechas en infraestructura, falta de personal y otros, se ha dedicado a trabajar para la Fenatep, el sindicato pro-gobierno”, dijo.

Asimismo, señaló que el bienestar socioemocional de los estudiantes es otro problema que no se está tomando en cuenta.

“No tenemos los suficientes psicólogos y es necesario porque ha incrementado las situaciones de violencia. Esto a raíz de lo que hemos venido atravesado desde que inició la pandemia. Esto es algo que tampoco se está preocupando este Gobierno”, añadió.

Finalmente, sostuvo que si el titular del Minedu, Rosendo Serna, no es capaz de afrontar estas dificultades, entonces debería dar un paso al costado. Ello con la finalidad de darle la oportunidad a alguien que realmente quiera trabajar por el sector. Además, criticó el desinterés del Jefe de Estado.

“Qué pena nos da que el presidente de la República sea maestro y sin embargo no se está preocupando en absoluto por los verdaderos problemas educativos en el país”, finalizó.

Fuente El Tiempo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × uno =

Translate »