El procurador anticorrupción del Callao, Engie Herrera Yactayo, solicitó con carácter de urgencia el levantamiento del secreto bancario del presidente regional chalaco Félix Moreno Caballero y seis de sus funcionarios de confianza, luego que el Ministerio Público determinó la existencia de indicios de presuntos actos ilícitos en la obra denominada Mejoramiento de la Avenida Néstor Gambetta, que ejecutaron las constructoras brasileñas Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao. También pidió revelar el secreto bancario de cuatro directivos de las empresas brasileñas y de dos representantes del consorcio supervisor de la obra, integrado por las empresas JNR Consultores S.A. y RYQ Ingeniería S.A.

El proyecto se inició a un costo de 356 millones de soles y al final concluyó por un total de 500 millones de soles, lo que indicaría que se produjo una sobrevaloración.

El pedido de levantamiento del secreto bancario fue presentado por el procurador Herrera ante la Fiscalía Provincial Penal Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Callao.

Precisamente, el 6 de enero de este año dicha fiscalía formalizó una investigación preparatoria ante la Corte Superior del puerto chalaco contra Félix Moreno y los demás implicados .

De acuerdo con una auditoría de la Contraloría, los presuntos actos de corrupción en la obra que hicieron en consorcio Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao causaron al Estado una pérdida de casi 55 millones de soles.

Las empresas Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao están involucradas en el caso de corrupción conocido como “Lava Jato”. El presidente de la primera compañía, Otávio Marques de Azevedo, acordó con la justicia brasileña entregar información sobre los desembolsos ilegales a cambio de la adjudicación de obras públicas, mientras que otros cinco directivos se encuentran en la cárcel y también negocian acuerdos de delación con las autoridades. En tanto que el ex presidente y ex director de Queiroz Galvao Ildefonso Colares Filho y Othon Zanoide Moraes Filho fueron enviados a prisión.

El gerente general de la región Callao, Jorge Linares Muñoz, argumentó que el proceso de licitación y contratación del consorcio brasileño se hizo durante la gestión anterior, y que en el mandato de Félix Moreno las autoridades se limitaron a asegurar la ejecución de las obras.

Malas prácticas

La Contraloría reportó gravísimas irregularidades en la ejecución del proyecto “Mejoramiento de la Avenida Néstor Gambetta”, entre los más importantes:

Se aprobó el expediente técnico de la obra a pesar de que estaba incompleto. Pero el Gobierno Regional del Callao no cobró las penalidades por las demoras por más de un millón de soles. Además, se le abonó al consorcio brasileño 4,8 millones de soles por trabajos deficientes.Pero lo más grave detectado por la Contraloría fue que la documentación posee presuntos indicios de manipulación. Es decir, modificaciones de contenido y cambios de fechas de entrega.

Las autoridades chalacas permitieron el inicio de las obras sin contar con el PACRI, un instrumento legal para que la liberación de predios no genere retrasos en la ejecución del proyecto, lo que ocasionó sobrecostos por más de 25 millones de soles.

El gobierno chalaco aprobó presupuestos adicionales de la obra que no corresponden al modelo de contrato por concurso de oferta, lo que permitió cobros que no debieron efectuarse por parte de Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao por una suma que supera los 19,9 millones de soles.

Otros presupuestos extra fueron aprobados con precios unitarios y cantidades mayores a las solicitadas, que al ser cobradas ocasionaron pagos adicionales por más de 2,3 millones de soles.

El gobierno chalaco pagó 1,7 millones de soles por trabajos no efectuados según el contrato principal de la obra.

Justamente, la acusación de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Callao se sustenta en la auditoría practicada por la Contraloría.

En un principio la obra debió ser ejecutada en 720 días, pero se extendió indebidamente a 1,212 días.

Se espera que las confesiones de los funcionarios y directivos de las constructoras Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao ante las autoridades brasileñas contribuyan a esclarecer los presuntos pagos de sobornos en el Perú para la adjudicación y ejecución de obras públicas, entre las que no se descarta el proyecto de la avenida Néstor Gambetta.

Los involucrados

  • Presidente del Gobierno Regional del Callao, Félix Moreno Caballero.
  • Gerente General, José García Santillán.
  • Gerente de Asesoría Jurídica, Marco Palomino Peña.
  • Gerente Regional de Infraestructura, Andrés Villareyes Dávila.
  • Coordinadora General del Proyecto, Elena Delgado Marul.
  • Administración del proyecto, Luis Calderón Vargas.
  • Integrante de la administración, Arnaldo Egoavis Peis.
  • Directivos de las constructoras brasileñas Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao: Leonam Jacinto Netto, Gustavo Guimaraes Passos, Afranio Nogueira Magalhaes y Edgar Unzueta Zegarra.
  • Representantes del Consorcio Supervisor de la Obra: Néstor Palacios Lanfranco y Enrique Cox Cassinelli.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + doce =

Translate »