La Contraloría General de la República a través de sus Oficinas Descentralizadas en Áncash, ha descubierto en 17 auditorías, que la mala actuación de exfuncionarios y trabajadores públicos ha ocasionado un grave perjuicio económico de más de 65 millones de soles, durante el periodo 2011-2017.

El gerente regional de Control de Áncash, David Quiroga Paiva, informó además que han identificado a 167 funcionarios que cometieron inconducta funcional, de los cuales 155 tienen responsabilidad penal.

También explicó que en Áncash, 57 municipalidades, entre provinciales y distritales, no han cumplido con el procedimiento de transferencia de gestión, cuyo plazo vence a fines de enero y exautoridad que no lo realiza podría ser inhabilitado de ejercer función pública en los próximos cinco años a nivel nacional.

“Entre las municipalidades provinciales que no han cumplido todavía con la transferencia de gestión a las nuevas autoridades figuran Huaraz, Huarmey, Bolognesi, Huari, Huaylas, Sihuas, Recuay y Yungay”, pronunció.

Asimismo, Quiroga anunció que a partir del lunes iniciarán una inspección al Gobierno Regional de Áncash para verificar que la contratación de los gerentes, directores y funcionarios de la nueva gestión haya cumplido el marco legal.

También añadió que 35 auditores iniciarán operativos a 29 obras paralizadas en Áncash desde el 2007, las cuales demandaron una inversión de más de 290 millones de soles.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

20 + 11 =

Translate »