El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), a través de su Procuraduría Pública, evitó que el tribunal arbitral desembolse más de S/ 27 millones a favor de las empresas JJC Contratistas Generales S.A y el Consorcio Vial el Arenal- Punta de Bombón (conformado por Obrainsa), ambas investigadas por el denominado caso “Club de la Construcción”.

En el caso de JJC Contratistas Generales S.A, la firma reclamaba una compensación económica ascendente a S/ 14.3 millones por una demanda relacionada al Contrato de Ejecución de Obra N° 069-2010-MTC/20, cuyo objeto es la ejecución de la obra “Rehabilitación y mejoramiento de la Carretera Ayacucho – Abancay, Tramo Km. 210+000 – Km. 256+500”. La pretensión económica que el consorcio buscaba en este proceso arbitral era por los conceptos de liquidación o cuantificación del desequilibrio económico.

Asimismo, la Procuraduría Pública consiguió que un tribunal arbitral rechace las pretensiones del Consorcio Vial el Arenal- Punta de Bombón (conformado por Obrainsa), que exigía un total de S/ 13.3 millones por supuestos mayores gastos generales variables generados por ampliaciones de plazo en el Contrato N° 146-2014-MTC/20, “Construcción y Mejoramiento de la Carretera Camaná – Dv. Quilca – Matarani -Ilo – Tacna, Sub Tramo 1: Matarani – el Arenal, Sub Tramo 2: el Arenal – Punta de Bombón”.

Estos resultados favorables se suman a otros procesos arbitrales y demandas judiciales ganados por el MTC en litigios iniciados contra empresas ligadas al “Club de la Construcción”, lo que permitieron al Estado un ahorro significativo de dinero que podrá ser destinado a la construcción de obras que beneficiarán a la población, como puentes, carreteras, colegios, centros de salud, comisarías, entre otra infraestructura.

Al respecto, el Procurador Público del MTC, David Ortiz Gaspar, manifestó que la defensa de los intereses del sector se encuentra consolidada e invocó a la población a tener mayor confianza en los funcionarios públicos.

“El éxito de la defensa jurídica de los casos ha sido el resultado de un exhaustivo análisis que realiza nuestro equipo de arbitraje, así como del diseño de políticas, lineamientos y estrategias de defensa cimentadas en las buenas prácticas arbitrales.”, sostuvo el funcionario.

De esta manera, el MTC confirma su compromiso de continuar con una férrea defensa jurídica de los intereses del sector y de lucha frontal contra la corrupción, cautelando de manera eficiente los fondos públicos.

Fuente El Economista América

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 12 =

Translate »