En plena cuarentena establecida por el Gobierno peruano por el brote del coronavirus, las municipalidades de San Martín de Porres, Ate Vitarte y Surquillo en Lima y la alcaldía provincial de Sánchez Carrión de La Libertad, generaron contratos por la suma de S/1.2 millones a NIISA Cosporation, compañía de alimentos que cuenta con antecedentes por corrupción según una investigación hecha por Ojo Público.

La información, en base al archivo de la Fiscalía y Poder Judicial, y el portal del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE), precisó que la compañía recibió la buena pro de estas cuatro contrataciones entre el pasado 22 y 27 de abril, cuya función será proveer productos para la Canasta Básica Familiar que tendrán como destino las familias más pobres ante el estado de emergencia.

Sin embargo, la investigación realizada por el portal periodístico descubrió que el gerente general de NIISA Corporation, Moisés Martín Alfaro Barreto, y un trabajador de la misma empresa, Edwin Ruiz Lozada, fueron sentenciados a cuatro años de prisión suspendida, en marzo del año pasado por el delito de colusión por el Primer Juzgado Penal Unipersonal del Callao.

Según el fallo judicial de las investigaciones, ambos sujetos se coludieron con funcionarios de la Municipalidad de Carmen de la Legua Reynoso para ganarse un contrato del programa Vaso de Leche a nombre de NIISA Corporation, pese a ser uno de los distritos más pobres de la ciudad.

En la actualidad esta cuestionada compañía se ha adjudicado contratos con las municipalidades de Ate Vitarte con un monto de 132 mil soles, San Martín de Porres con 999 mil y Surquillo con 112 mil soles en Lima, asimismo con la alcaldía provincial de Sánchez Carrión con 54 mil soles.

Fuente El Popular

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + veinte =

Translate »