El Director Ejecutivo de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión), Alberto Ñecco Tello, admitió que las obras por impuestos es una manera de terminar con las coimas en los gobiernos regionales y municipales, una fórmula que ha demostrado ser un instrumento de transparencia.

En diálogo con La República, el economista, dijo en Cajamarca, que parte de los beneficios de obras por impuesto, es que algunos de los procesos que generan mayor controversia, como es la contratación de obras y los contratistas, ya no se hace a través de estos gobiernos, sino que se ejecutan directamente a través de las empresas privadas y a estas solo se le reconocen los costos que pueden ser certificados, por lo tanto genera un incentivo natural para que la empresa sea lo más eficiente posible, y no genere sobrecostos, además de corrupción.

“En Cajamarca tenemos proyectos muy importantes en camino, hace unas semanas estuvimos en Europa, promocionando el lanzamiento de las iniciativas privadas cofinanciados con el tercer grupo de aeropuertos regionales, que incluye el de Jaén, que será modernizado, ampliado y mejorado, y su operación de mantenimiento va a ser entregada a un postor de talla mundial, que todavía está por escogerse, además ya estamos avanzando con dos iniciativas en el área de saneamiento.

Además señaló que para mejorar la disponibilidad de agua potable en Cajamarca, y otra para la puesta a punto de la planta de agua residual que existe hoy día y que no está operativa, esta será adjudicada el próximo año, en estos momentos están en etapa de formulación en el Ministerio de Vivienda, y ya cuenta con una empresa privada que ya presentó una propuesta”, reveló el funcionario.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − siete =

Translate »