En el informe de gestión de la Contraloría General de la República sobre las acciones de control realizadas durante la emergencia sanitaria COVID-19, se conoció que el órgano de control recibió 42 denuncias por presuntas irregularidades en las entidades públicas de la región Piura.

De estas denuncias,15 están en trámite y en su mayoría se trata de presuntas irregularidades en el reparto de las canastas que estuvo a cargo de las municipalidades.

En dicho informe se señala que fueron 151 servidores públicos de la región, quienes pese a tener un pago mayor a los S/ 3,000 mensuales recibieron la ayuda. Por ello, a nivel nacional somos la cuarta región donde se detectó estas irregularidades. Asimismo, en el marco de la pandemia por COVID-19, la Contraloría emitió 310 informes y realizó 65 visitas de control concurrente.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 4 =

Translate »