Chiclayo. La Municipalidad Distrital de Monsefú dispuso resolver contrato con el Consorcio Monsefú sobre la emblemática y millonaria obra de saneamiento valorizada en S/31 millones 284,394.50, obra ejecutada en la gestión del exalcalde Miguel Ángel Bartra.

El último lunes, el actual alcalde de Monsefú, Manuel Pisfil Míñope, solicitó a la Procuraduría Anticorrupción de Lambayeque que intervenga en el municipio por las presuntas irregularidades del proyecto de agua y desagüe.

Ante esto, ayer un equipo de la Procuraduría Anticorrupción ingresó a la municipalidad con el fin de recopilar e incautar documentos técnicos y legales referidos al proyecto, el cual habría tenido retrasos en su ejecución y abandono por parte del consorcio encargado.

Se supo que la Procuraduría elaborará un peritaje contable en base a la documentación que recogió de áreas como la Oficina de Asesoría Jurídica, la cual podría servir para una posible denuncia penal contra exfuncionarios del municipio de Monsefú.

Fuentes confiables señalaron que la gestión de Pisfil Míñope habría alertado que la anterior gestión canceló todo el monto del proyecto, a pesar de que no habría un avance significativo en su ejecución.

Además se pudo conocer que el exburgomaestre Bartra Grosso realizó una denuncia penal contra funcionarios de la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel), encargada de la supervisión de la obra, y representantes del Consorcio Monsefú.

Funcionarios de Epsel señalaron el pasado 15 de diciembre que la comuna monsefuana resolivió el contrato con el consorcio, porque no se ejecutó la conexión de empalmes de tubería de agua, el equipamiento del tanque elevado, la perforación y equipamiento del pozo, entre otros.

“El consorcio no habría avanzado con los trabajos y eso provocó que se rescinda contrato.  Esta situación podría afectar el servicio de agua en los pobladores”, mencionaron.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

Translate »