La Municipalidad de La Oroya tuvo que retrotraer 15 procesos para el mantenimiento de vías por supuestas irregularidades. Ni la desesperación en esta emergencia sanitaria hizo que la gestión de Saturnino Camargo (Perú Libre) respete las normas. En lugar de convocar al proceso de selección con los Términos de Referencia (TDR) establecidos por Provías, los modificó con una sospechosa conveniencia.

A través del oficio Nº 447-2020, Provías Descentralizado identificó 15 expedientes con vicios. La municipalidad pidió una experiencia máxima de tres años cuando el TDR no lo exigía. También 36 meses de experiencia del ingeniero residente, 12 meses para su asistente, 24 meses de experiencia del topógrafo y 24 de especialista en calidad. Además pidió que la maquinaria tenga un máximo de 5 años de antigüedad. Ninguno de estos requisitos estaba contemplado por Provías.

Contrataciones al descubierto

Al verse al descubierto, el alcalde Carmargo, a través de la resolución de alcaldía 111-2020 declaró la nulidad de todos los procesos. Si el ente supervisor no lo hubiera advertido, quizá se habría fraguado un delito.

Con estas contrataciones se iba a realizar el mantenimiento de vías como Suitucancha, Churrias, Huacracocha, Chacapampa, Anta Esquina, Villasol, Pachachaca, cementerio, planta lechera, entre otros. Esta vez es el gobierno local el responsable del retraso de obras que la población necesita en esta emergencia.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 4 =

Translate »