Mientras más se indaga sobre el proceso de licitación pública denominada “Adquisición de leche evaporada entera para el programa de Vaso de Leche-2017”, de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), nuevos hechos supuestamente irregulares saltan a la vista.

A la grave denuncia de la supuesta falsificación de la firma del exsubgerente de Abastecimiento, Gerardo Becerra Miñano, en el resumen ejecutivo de las actuaciones preparatorias para lanzar el proceso de licitación, se sumó ayer otro hecho de por sí inaudito.

Sucede que la persona que presidía el Comité de Licitación para adquirir la leche fresca, ha sido identificado como Juan Morillas Arbildo, un trabajador contratado bajo la modalidad de locación de servicios y que tiene una sentencia consentida por el delito de falsificación de documentos.

El CONTRATO. Rocío Taboada Pilco, regidora aprista, fue la que reveló el detalle durante la sesión de concejo celebrada ayer. La concejal le increpó al alcalde Elidio Espinoza por haber contratado a una persona con una sentencia penal y por permitir que presidiera el Comité de Licitación para adquirir la leche fresca para las organizaciones sociales.

“Esto es increíble. Dónde estamos. Alguien puede ofrecerme una explicación jurídica de cómo es que se puede contratar a una persona con una sentencia consentida, cuando todos sabemos que eso está prohibido en el sector público”, enfatizó la regidora.

NO LO PROHÍBE. Elidio Espinoza autorizó a su asesora jurídica, Carmen Espino, explique esta situación y lo que la letrada expresó fue lo siguiente: “En ninguna parte de la sentencia contra Juan Morillas se indicaba que no podía ejercer un cargo en el sector público”.

Esta respuesta fue cuestionada por el regidor Luis Sánchez Arteaga, a tal punto de que le recomendó a la abogada revisar bien el documento judicial. “Si en la sentencia no indica que ese señor está prohibido de ocupar un cargo en el sector público, entonces está mal ese documento y ese juez también está en error; pero yo creo que en algún lugar de la sentencia debe decir eso, hay que revisar”, sostuvo.

Sánchez le pidió a Elidio Espinoza poner coto a esta situación que pone en riesgo un proceso de licitación como es la adquisición de la leche fesca. “Usted ha sido policía y no creo que va a dejar mal parada a la institución”, le recordó.

NO MÁS CONFIANZA. En esa misma línea, la regidora Rocío Taboada insistió en exigirle al burgomaestre que le retire la confianza a todos los funcionarios que forman parte de la subgerencia de Abastecimiento, pues, desde su punto de vista, han cometido una serie de irregularidades que han originado que el servicio de vaso de leche esté desabastecido por mucho tiempo y ahora con la denuncia de falsificación de firmas y los antecedentes penales del presidente del Comité de Licitación se corre el riesgo de que todo el proceso se retraiga.

La regidora Esperanza Yarlequé Saldaña se sumó al pedido de su colega Rocío Taboada y le recordó al alcalde Elidio Espinoza que ya le habían advertido de la presencia de Juan Morillas en la gestión, a pesar de tener antecedentes penales.

El concejal Carlos Fernández Verde también opinó al respecto y le dijo al burgomaestre que es momento de empezar a implementar medidas para evitar que situaciones como esta vuelva a repetirse.

SE FUE. No obstante, el alcalde Elidio Espinoza precisó que desde el 31 de enero de este año Juan Morillas dejó de trabajar en la MPT.

Sin embargo, la regidora Rocío Taboada comentó que hace un par de días conversó con el gerente general William Matta Berrios sobre el caso de Juan Morillas y este le reveló que todavía no habían decidido qué hacer con el trabajador.

“O sea usted dice una cosa y su gerente dice otra. Entonces en qué quedamos ”, preguntó al concejal.

Cabe indicar que durante la sesión de concejo ningún regidor del oficialismo salió en defensa del alcalde, tal como ocurre en otras ocasiones.

RIESGO. Rocío Taboada advirtió que debido a la denuncia por falsificación de firma en la licitación para adquirir leche fresca y los antecedentes penales del presidente del Comité de Licitación, es muy probable que todo el proceso se retraiga por muchos meses.

“Lamentablemente los directamente afectados con todo esto son los miles de beneficiarios del Vaso de Leche. El caso ya ha sido denunciado a la Fiscalía y todo volverá a cero, porque se declarará nulo el proceso cuando se verifique que se falsificaron las firmas del exsubgerente de Abastecimiento”, advirtió la concejal.

COMPACTADORAS. Otro punto de la agenda de la sesión celebrada ayer fue autorizar al procurador municipal iniciar acciones legales contra los funcionarios que supuestamente direccionaron la licitación para adquirir cuatro camiones compactores para el Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat).

Se trata de Wellington Bartra Vargas, subgerente de Servicios Generales y Equipo Mecánico; Luis Alvarado Gálvez, gerente de Abastecimiento; Freddy Ruiz Castro, encargado del equipo mecánico; y el exgerente de Administración y Finanzas, Salomón Chanduví Piña. La empresa supuestamente favorecida fue Sigma Equipment del Perú S.A.C. La MPT invirtió en esta compra S/2’200.000.00.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + cuatro =

Translate »