El Ejecutivo avanza en las negociaciones para la adquisición de vacunas contra el nuevo coronavirus e inmunizar a la mayor parte de la población en el menor plazo posible. Así lo aseguró el presidente de la República, Francisco Sagasti, quien recordó que el país tiene compromisos de compra por más de 48 millones de dosis, con lo cual se cumpliría la meta de vacunar a 24 millones de peruanos mayores de 18 años antes de fin de año.

El jefe de Estado precisó que esos 48 millones se deben a los contratos ya firmados con Pfizer por 20 millones, con Astrazeneca por 14 400 000, además de un acuerdo preliminar con Covax Facility para el envío de 13 200 000. Asimismo, dijo que están negociando un segundo tramo de la vacuna de Sinopharm para 37 millones de dosis adicionales.

Y si bien antes se sabía de las conversaciones con Johnson & Johnson y Gamaleya, por primera vez el mandatario reveló la cantidad que se negocia. Aseguró que se piensan comprar 5 millones de dosis a la farmacéutica estadounidense y 10 millones de la vacuna rusa.

“Estamos negociando 5 millones (de dosis) con Johnson & Johnson y estamos en tratos iniciales, pero avanzando rápidamente con Gamaleya para 10 millones de dosis”, indicó en entrevista con Cuarto Poder.

El mandatario remarcó que no es fácil llevar a cabo y cerrar negociaciones porque se deben revisar aspectos sanitarios, legales, económicos y lo relacionado a los posibles efectos negativos de las dosis.

En ese sentido, se volvió a referir a la compra de vacunas por parte del sector privado y reiteró que por el momento no lo podrán hacer por dos motivos. El primero porque se debe seguir con el plan de priorización establecido por el Gobierno, y segundo porque, según aseguró, por el momento ninguna farmacéutica está negociando con privados, solo con gobiernos.

En el caso de la vacuna rusa, la cual ha sido ofrecida a gobiernos regionales y empresas, el mandatario recordó que tampoco es posible porque aún no cuenta con el registro de Digemid. Asimismo, precisó un detalle.

“Gamaleya es un laboratorio pequeño, es el Fondo Ruso de Investigación Directa quien ha comprado la vacuna y está indicando a diferentes agentes del mundo que negocien. El problema es que uno no sabe cuándo le compra a un intermediario si la vacuna es legítima, si va a tener toda la seguridad en caso de cualquier demanda y si no están ‘traficando’ con vacunas”, añadió.

En otro momento, el presidente reconoció que el ritmo de vacunación actual es insuficiente para lograr la meta de inmunizar a la mayor cantidad de población. En tal sentido, manifestó que se están trabajando diversas estrategias con el objetivo de poder vacunar en promedio a 80.000 personas cada día.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 1 =

Translate »