Un nuevo funcionario del gobierno de Pedro Castillo aparece envuelto en problemas con la justicia. Esta vez, se trata de César Rivera Pérez, viceministro de Transportes quien fue sentenciado por el Poder Judicial a seis años de prisión suspendida por el delito de negociación incompatible.

Rivera presentó ayer su renuncia al cargo ante el titular del Ministerio de Transportes, Geiner Alvarado, quien viene siendo investigado por el presunto delito de organización criminal.

En su carta, el funcionario señala que renuncia al cargo “por motivos personales”, tras agradecer la confianza depositada en él.

FALLO. Según la Fiscalía, César Rivera autorizó contrataciones irregulares para el servicio de seguridad cuando era gerente central de Aeropuertos de la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac S.A.), entre marzo del 2013 y enero del 2014.

El fiscal adjunto provincial Guzmán Vera, de la Fiscalía Anticorrupción del Callao, sostuvo que los funcionarios de Corpac S.A. y del aeropuerto del Cusco se involucraron indebidamente en los contratos que favorecieron a las empresas World Security and Services S.A.C. y Walkers Protection S.A.C. por la suma de S/1 millón 761.878.

El monto se fraccionó de manera ilícita en diferentes órdenes de servicio, que era renovada cada dos días, hecho que vulnera la ley de contrataciones con el Estado.

En la sentencia emitida por el juez del Callao, Juan Rosas Castañeda, también ordenó seis años de inhabilitación, el pago de S/1′255.420 como reparación civil para Rivera.

El exgerente general de Corpac, Dhenis Cabrera y otros tres trabajadores del aeropuerto del Cusco recibieron la misma sentencia.

En tanto, los gerentes de las empresas beneficiadas fueron condenados como cómplices, entre otros.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × tres =

Translate »