En los últimos cuatro años se han presentado en el Ministerio Público 755 denuncias por presuntos hechos de corrupción en las provincias de Santa, Casma, Huarmey, Pallasca y Corongo y que tienen como investigados a ex gobernadores regionales como César Álvarez Aguilar y Waldo Ríos Salcedo, alcaldes, ex alcaldes, funcionarios públicos y empresarios constructores.

Ayer una delegación del Colectivo por la Reivindicación Moral de Áncash (REMA) solicitó a la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores del Santa, Cecilia Zavaleta Corcuera, que se investigue con celeridad y se denuncie a quienes han cometido delitos de corrupción.

“La sociedad civil debe saber que hoy (ayer) estamos retomando la fiscalización de las denuncias de corrupción que se presentaron a partir del 2014 con la caída de César Álvarez. No estamos culpando a nadie, pero exigimos que se investigue con firmeza y no se archiven las denuncias”, declaró el presidente colegiado del REMA, Carlos Sánchez Sánchez.

Por su parte, el abogado Leandro Cerna Herrera, encargado de la parte legal del REMA, mencionó que es importante que la colectividad sepa cómo marchan las investigaciones de las denuncias de corrupción, sobre todo los casos emblemáticos como la avenida José Pardo, el Coliseo Cerrado Gran Chavín, la avenida Industrial, entre otros.

“Queremos que se investigue a profundidad las denuncias de corrupción, en Áncash hemos tenido miles de millones de canon minero y se han mal invertido y por eso exigimos mano dura contra quienes han hecho mal uso de nuestros recursos”, protestó.

Fuente Perú21

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cinco =

Translate »