La Contraloría detectó vicios en la ejecución de una obra de pavimentación otorgada por la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), en la región Lambayeque.

De acuerdo al informe emitido por el órgano de control, la entidad edil permitió el incumplimiento del expediente técnico y la valorización de una partida que no fue ejecutada al 100%.

La obra que está valorizada en más de 2 millones de soles fue inaugurada hace menos de dos meses por el alcalde David Cornejo Chinguel.

VACÍOS. El Órgano de Control Institucional (OCI) del municipio de Chiclayo emitió el informe de acción simultánea N° 017-2018 sobre los resultados en la ejecución de la obra “Mejoramiento de la transitabilidad vehicular y peatonal en las calles Juan Aragonés Vente, Ernesto Terrones, Nueva Arica, Héctor Sandoval, Íllimo, Santa Elena y Av. Avelino Cáceres de la urbanización Ana de los Ángeles”.

Otorgado al consorcio de la Cruz (conformado por la constructora Villa Cruz SRL y H & M Energía y Desarrollo SAC), este proyecto empezó a ejecutarse el pasado 16 de junio.

Sin embargo, a menos de dos meses de haberse culminado, la Contraloría halló inconsistencias entre los resultados finales de la obra y los requerimientos del expediente técnico.

Según el documento, las veredas de la calle Andres Avelino Cáceres fueron construidas sin contar con una capa de desgaste “ni con un acabado semi pulido” como se solicitó al contratista.

Además, advierte que el inspector de la obra (Eberth Luis Gil Otiniano) no se pronunció sobre estos hechos, “situación que podría generar la afectación en la vida útil y calidad de la obra”, agrega.

Otras diferencias sustanciales se observaron en la longitud de los sardineles sumergidos ubicados en la calle Íllimo y la intersección de la calle Talara con las calles Ernesto Terrones y Juan Aragones Vente.

PAGOS. A pesar de las variaciones halladas en las medidas del ancho de la calzada, la municipalidad permitió la valorización al 100% de los trabajos ejecutados al 31 de agosto de este año.

Precisamente, sobre esta valorización (N° 03) también se omitieron irregularidades en la partida relacionada a la instalación de rampas.

De acuerdo a la Contraloría, el referido inspector de obra no alertó que no se ejecutaron todas las rampas previstas en el contrato para las personas con discapacidad.

Tal es así, que se halló la falta de 5 rampas hasta en cuatro intersecciones de las calles Juan Aragonez, Oyotún, Héctor Sandoval, Nueva Arica y Talara, Íllimo y Andrés Avelino Cáceres

Finalmente, se menciona que el contratista no presentó, en las valorizaciones 1 y 2, una serie de ensayos solicitados en las especificaciones del expediente técnico. Este incumplimiento impidió verificar la calidad de los materiales y dosificaciones de la obra.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + 12 =

Translate »