banner

La Contraloría General alertó de que la construcción del canal de riego Río Conchumayo podría estar construyéndose con deficiencias técnicas debido a que el expediente técnico está desactualizado y el Proyecto Especial Alto Huallaga (Peah) —que elaboró el expediente técnico— y el Gobierno Regional —que financia la obra — no dan respuesta a las consultas sobre las deficiencias del expediente que realiza el consorcio encargado de su ejecución. «La no atención a estas consultas generan el riesgo que esta obra de más de S/ 59 millones se ejecute con deficiencias constructivas y con ampliaciones de plazo», apunta el organismo contralor que evaluó la obra del 17 al 25 de octubre.

Resultado de esa evaluación es el Informe de Control Concurrente n.° 05-2022-OCI/5339-SCC, señalando que el expediente técnico contiene información no actualizada de estudios básicos como topografía, hidráulica, estructuras, entre otros.

Además, indica el documento, desde setiembre del 2021 hasta agosto de 2022 el Gobierno Regional no se ha pronunciado sobre las consultas que el contratista y el inspector de obra han formulado respecto a las deficiencias del expediente.

Esas consultas del Consorcio Hidráulico Huallaga están relacionadas a que se rediseñe los cálculos de caudales y cálculos hidrológicos. También a la estructura de acueductos metálicos y colgantes que —indica el informe— no tiene diseño de bridas superior e inferior y de columnas.

Sobre los reservorios, el consorcio ha observado que su diseño está incompleto y la losa de fondo no cumple con el acero mínimo para el contacto con agua.

Indica la Contraloría que el Gobierno Regional debe —por norma— absolver las consultas del consorcio en un plazo máximo de 15 días. Al no hacerlo, representa un alto riesgo de paralizar la obra por el expediente técnico deficiente.

PERJUICIO DE S/ 802 MIL

Otro hecho advertido por dicho organismo es que el cambio del diámetro de la tubería a 700 milímetros «presenta inconsistencias, generando el riesgo de que dicha propuesta no garantice el caudal requerido y funcionamiento permanente del proyecto» y que en la valorización n.º 7 correspondiente al mes de setiembre de 2022, el contratista e inspector de obra no valorizaron esa tubería de PVC de 700 milímetros, sino como si se hubiera instalado tuberías PVC perfilada de 600 y 650 milímetros.

«Por consiguiente, se advierte que la entidad [Gobierno Regional] podría generar el pago de partidas no ejecutadas por un monto total acumulado de S/802 292,53», alerta el informe de la Contraloría.

SIN SUPERVISOR

Y para aumentar los riesgos de que la obra se esté haciendo con deficiencias técnicas, el personal del organismo contralor evidenció que el canal de riego Río Conchumayo se construye sin supervisor contratado, sin especialistas en hidrología, geología, estructuras, geotécnica e hidráulica.

«A partir de la valorización n° 5 la entidad superó el límite presupuestal de S/ 4 300 000 y según la Ley de Presupuesto n.° 31365, al superar este limite la entidad está obligada a contratar a un supervisor, dado la magnitud de la inversión y las deficiencias que se han venido presentando desde el inicio de la obra», señala el Informe de Hito de Control n.º 005-2022.

OTRAS DEFICIENCIAS

Otras deficiencias advertidas en dicho informe, está la aprobación de nuevos trazos para las líneas de conducción realizados por el contratista argumentado que el expediente técnico presenta incompatibilidades, lo que ocasionó modificaciones sustanciales al proyecto.  Además, la inspección no efectúa el control del plazo de la ejecución de la obra, lo que genera el riesgo de demoras injustificadas y reconocimiento de ampliaciones de plazo.

También se detectó que hay personal laborando sin el Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo ante posibles accidentes laborales.

La Contraloría notificó el informe al Gobierno Regional «para que tome las acciones preventivas y correctivas que correspondan para asegurar el logro de resultados», se informó.

Fuente Página 3

Translate »