El personal de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios y la Policía allanó varias oficinas del Gobierno Regional de Tumbes, ante la denuncia de una presunta irregularidad en el desembolso de 490 mil soles que se habría dado al Consorcio Olivera Paredes.

Se conoció que existiría una pugna interna entre consorcios y se habría dado el cambio de operador tributario sin informar a la entidad regional.

En el operativo que se desarrolló hoy desde las 9:00 de la mañana, se incautó documentación relacionada al proceso de pago de la referida obra.

Entre las áreas visitadas están la subgerencia de obras, tesorería, infraestructura y áreas contables.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × dos =

Translate »