La Contraloría General de la República detectó que un total de 14 funcionarios y trabajadores del Gobierno Regional de Arequipa (GRA) y el hospital Honorio Delgado se encontrarían involucrados en la compra irregular de una lavadora de limpieza de instrumentos quirúrgicos del área de esterilización del referido nosocomio.

El ente de control advirtió que de este grupo de servidores, al menos seis tendrían responsabilidad penal por haber realizado y avalado la compra del referido equipo sin las respectivas especificaciones técnicas previstas en el expediente técnico.

Estos trabajadores son el presidente del comité de selección encargado de la compra, Washington Mamani; el miembro del comité, Jorge Tito; el director de la oficina de Servicios Generales del hospital, José Valencia; el inspector de obra, Edwar Flores; residente de obra, José Tito; la residente de obra, Miyrla Conde.

Muy grave

Según la auditoría N° 1787 que realizó la Gerencia Regional de Control, en esta adquisición se habría favorecido a la empresa H.W. Kessel S.A.C., otorgándole la buena pro del proceso por un monto de S/ 288 mil.

“El comité de selección acogió las consultas y solicitudes de H.W. Kessel  S.A.C.  incorporando al proceso, especificaciones que  restringían la pluralidad de los postores, para posteriormente adjudicar la buena pro a la referida empresa”, señala textualmente el informe de Contraloría.

Dicho procedimiento fue declarado nulo por la intervención del Tribunal de Contrataciones del Estado del OSCE.

Tiempo después se advirtió que nuevamente el área usuaria incurrió en similar situación al modificar  las características técnicas de la compra, porque en lugar de una lavadora ultrasónica se pidió una desinfectadora que incrementaba la capacidad del equipo y adicionando un sistema de ablandamiento y desmineralización del agua, pese a que el hospital ya contaba con una planta de tratamiento de agua.

Asimismo, se encontró que la empresa tenía 56 días para instalar los equipos, sin embargo en el último día solicitó una ampliación de plazo por 45 días, y la entidad le otorgó un plazo de 56 días, plazo que tampoco se cumplió.

Sin embargo, se hicieron tres actas dejando constancia de la recepción, instalación y prueba del equipo, en una fecha en la que la lavadora ni siquiera había sido instalada.

Tampoco se le cobró a la empresa una penalidad de 79 mil soles.

Fuente Exitosa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 − tres =

Translate »