cerron_perderiaEl presidente regional de Junín, Vladimir Cerrón, volvió ayer a usar una banda de color rojo y blanco, acompañada del escudo nacional, durante los actos por las celebraciones de Fiestas Patrias, cuando estos símbolos solo debe ostentarlos el presidente de la República.

Aquello podría ser una peculiaridad más de nuestra autoridad, pero existe un sustento legal que lo prohibe y puede llevarlo a la cárcel e impedirle participar como candidato a cualquier contienda electoral, en el peor de los casos.

El Código Penal, en su artículo 362, precisa que “el que, públicamente, ostenta insignias o distintivos de una función o cargo que no ejerce o se arroga grado académico, título profesional u honores que no le corresponden, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de un año o con prestación de servicio comunitario de 10 a 20 jornadas”.

El abogado penalista, Luis Tudela, explica que esto “se configura como delito menor, pero no deja de ser delito, no es broma, e incluso si el presidente regional es sentenciado por usar la banda de presidente de la República, estaría impedido de presentar su candidatura a todo proceso electoral”. Manifiesta que el fiscal penal de la zona debe actuar de oficio denunciando a Cerrón, o de lo contrario puede hacerlo “cualquier ciudadano de a pie”.

Carlos Tenicela, especialista en Dirección de Protocolo, en la Universidad de Barcelona, recuerda que el Decreto Supremo N.096-2005-RE fija que a los presidentes regionales les corresponde una banda color granate con el escudo de su región.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 9 =

Translate »