banner

En los meses de marzo y mayo de este año un equipo del Órgano de Control Institucional (OCI) de la Municipalidad Provincial de Chincha realizó visita de inspección a la obra mejoramiento del camino vecinal tramo: Hacienda Larán, Calera y Huamanpali, en el distrito de Alto Larán, y se advirtió la ausencia de “personal clave”. Pese a este precedente en la liquidación no se aplicó las penalidades, generando riesgo de realizarse “pagos que no corresponden”.

Serie de observaciones

El concejo lareño el 23 de noviembre de 2021 suscribió contrato con el consorcio Fortaleza para la realización de dicha obra. El OCI con fecha 3 y 4 de marzo acude a la zona de trabajo y se denotó que el primer día solo asistió el residente de obra, y que no estaban presentes el asistente de obra, el especialista en mecánica de suelos y geotecnia, tampoco el especialista en seguridad y salud ocupacional ni el especialista en medio ambiente y en topografía.

Al día siguiente todos aparecieron, menos el profesional a cargo de seguridad y salud ocupacional. La comisión de control retornó el 27, 30 y 31 de mayo de este año a la obra de camino vecinal, en los dos primeros días de inspección no estuvo presente ningún especialista. Y en el último día faltaron tres. Este hecho trasgrede el expediente técnico que considera la presencia permanente de estas personas durante el tiempo de ejecución de obra.

La comisión de control precisa que esta situación fue advertida en su momento al alcalde Fidencio Lliuya. A pesar del antecedente, el consorcio el 14 de setiembre de 2022 presenta la liquidación de obra y el 10 de octubre la Gerencia de Desarrollo Urbano y Rural de la municipalidad remite “la liquidación presentada por el contratista al supervisor de obra para que este pueda realizar la revisión y de corresponder la aprobación respectiva”.

Pero en esta liquidación, en la sección 25, no se consideró dentro de sus conceptos aplicar montos en contra del contratista como “penalidad”. En el numeral 3.4. del informe de liquidación se indica que “no hubo penalidades”. Sin embargo, el OCI ya había dejado constancia sobre la ausencia de los profesionales y agrega que esta situación podría generar el incumplimiento del contrato y el riesgo de efectuarse pagos que no corresponden.

Fuente Diario Correo

Translate »