La Contraloría General de la República realizó una acción simultánea al proceso de distribución de alimentos destinados a los beneficiarios del Programa de Complementación Alimentaria, a cargo de la Municipalidad Provincial de Cajamarca, evidenciando riesgos que ponen en peligro el logro de los objetivos.

Estos riesgos se encuentran plasmados en el Informe de Acción Simultánea N° 370-2018- CG/GRCA-AS y han sido notificados al titular de la entidad, para que valore los aspectos comentados y adopte las medidas correctivas pertinentes.

De igual forma, se encuentra publicado en el portal web institucional, conforme lo dispone la nueva Ley de Fortalecimiento de la Contraloría y del Sistema Nacional de Control en aras de la transparencia y el acceso a la información.

Principales riesgos advertidos

Según el informe de la Contraloría, en el almacén del Programa de Complementación Alimentaria se encontraron alimentos con fecha de vencimiento expirada como trigo en grano (50,000 kilos), haba seca (2,375 kilos) y aceite vegetal (5,168 litros), generando el riesgo de que sean distribuidos y con ello se afecte la salud de los beneficiarios.

La Municipalidad Provincial de Cajamarca no ha cautelado la distribución oportuna de los alimentos, generando el riesgo de que los beneficiarios no reciban la ración en las cantidades establecidas.

Asimismo, se detectó una inadecuada supervisión en los comedores populares (se hallaron latas abolladas de conserva de caballa y alimentos vencidos), así como inapropiada manipulación de los alimentos, hechos que ocasionarían posibles daños a la salud de los beneficiarios.

También se evidenció un inadecuado acopio de alimentos en el almacén del programa de Complementación Alimentaria, así como extintores inoperativos y falta de requisitos de seguridad establecidos en la Norma Técnica Peruana, poniendo en riesgo la seguridad e integridad del personal.

El Programa de Complementación Alimentaria, que ejecuta la Municipalidad Provincial de Cajamarca, está destinado a las personas con escasos recursos, ubicados en comedores populares, hogares y albergues, entre otros.

La Contraloría indicó que comparte oportunamente los riesgos identificados, con la finalidad de implementar medidas preventivas pertinentes, dirigidas a mitigar o superar los riesgos advertidos.

Fuente Andina

Translate »