El contralor Nelson Schack anunció que en las próximas semanas presentará al Congreso un proyecto de ley para fortalecer la capacidad sancionadora e introducir mayores sanciones administrativas, a fin de prevenir actos de corrupción en la ejecución presupuestaria en el estado de emergencia.

En RPP Noticias, explicó que se está diseñando un modelo de control concurrente para verificar el buen uso de los recursos destinados por el Ejecutivo a los sectores, en el marco de la emergencia sanitaria por el brote de coronavirus (COVID-19) en nuestro país, que ya ha dejado tres muertos.

“Tenemos que diseñar toda una estrategia de intervención para controlar los más de 2 mil millones de soles que el Gobierno ha asignado a los distintos sectores en el marco de este estado de emergencia. Con el propósito diseñaremos un modelo de control concurrente que permita realizar un acompañamiento a la ejecución de estos recursos, lo que no debemos permitir es como en el pasado que haya funcionarios que lucren en esta situación particularmente tan delicada en la que se encuentra nuestro país”, expresó.

“Me reuní con el presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama, para justamente, en las próximas semanas, enviar un proyecto, una iniciativa legislativa para fortalecer la capacidad sancionadora e introducir mayores penas en la parte administrativa. Sería imperdonable que en esta situación unos miserables se aprovechen del poder que tienen y se roben la plata que está destinada a atender esta situación”, añadió.

Shack argumentó que la lógica del modelo de control concurrente es alertar oportunamente de situaciones adversas y de riesgos que se pueden presentar en la ejecución presupuestaria, pues en un estado de emergencia los procedimientos se han liberalizado y la idea es coadyuvar a su prevención.

El contralor también informó que ha solicitado una reunión al primer ministro Vicente Zeballos, con los organismos reguladores para la verificación conjunta del cumplimiento de la adecuada prestación de los servicios públicos esenciales en la actual coyuntura.

“Estamos contemplando la necesidad de intervenir con una serie de acciones de control, porque es indispensable garantizar la adecuada prestación de los servicios públicos esenciales, muchos de los cuales están a cargo del sector privado. Nosotros debemos controlar el buen desempeño y la aplicación y el cumplimiento de las funciones todos los reguladores”, manifestó.

“Hemos enviado una comunicación al primer ministro para promover una reunión entre los regularadores y los supervisores, y también de aquellas instituciones directamente relacionadas con la tutela de derechos, como la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público, para conjuntamente verificar el cumplimiento de la normatividad de sus actividades de supervisión”, añadió.

Finalmente, Shack anunció que una vez culminado el aislamiento social obligatorio, los equipos de la Contraloría no solo verán el tema del coronavirus, sino que buscarán concluir el megaoperativo de control que se inició en Cajamarca.

“También otra preocupación que tengo es el tema del dengue. Vamos a hacer intervenciones precisas en Loreto, Madre de Dios y San Martín. Hay más de mil peruanos infectados y 22 fallecidos, y es algo en la práctica que debemos controlar apropiadamente”, sentenció.

Fuente Perú21

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cinco =

Translate »