El director ejecutivo del Plan Copesco del Gobierno Regional del Cusco, José Luis Farfán, aseguró que habían cumplido con subsanar las observaciones hechas por la Contraloría al proceso de adjudicación directa para la compra de pilotes para el puente Huarocondo. No era verdad.

El Plan Copesco concesionó la obra al consorcio Huarocondo, integrado por JJ Salinas Contratistas Asociados SAC y Rodolfo Iván Castillo Duclos, por más de 1 millón de soles. El servicio consiste en la entrega y colocación de pilotes para el puente uno de los componentes del proyecto de mejoramiento de la carretera Huarocondo – Pachar.

El lunes, Contraloría emitió su informe de control concurrente que concluye que el Plan Copesco no cumplió con levantar las observaciones anteriores y reveló que persisten más riesgos, y posiblemente el consorcio habría entregado información falsa para acreditar la experiencia.

El organismo de control revela que las dos empresas consorciadas pertenecen a dos familiares y que la experiencia para hacer puentes genera dudas. El consorcio Huarocondo puso como aval una obra en el distrito de Santa María del Mar de Lima, pero cuando Contraloría revisó Infobras y otros portales no encontró nada.

 “Se tiene que el Sistema de Información de Obras Públicas (Infobras) no se registró alguna obra pública que haga referencia a la construcción, suministro o hincado de pilotes para el muelle el Peñón en Santa María del Mar”, concluye Contraloría.

Sumado a todo lo anteriormente detallado -continúa- los integrantes del consorcio “carecerían de experiencia en el servicio de hincado de pilotes de concreto armado en el sector público”, según una revisión hecha por Contraloría en el Seace entre el 2000 y 2019.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + diecisiete =

Translate »