El abogado Emilio Vera Chinchero, quien renunció hace una semana al cargo de procurador de la Municipalidad Provincial de Espinar, en Cusco, anunció que denunciará al alcalde Lolo Arenas Armendariz por intentar encubrir al exburgomaestre Manuel Salinas Zapata, sospechoso de actos de corrupción.

El exfuncionario denunció a Salinas Zapata y sus funcionarios de confianza por peculado doloso, malversación de fondos, negociación incompatible o aprovechamiento indebido del cargo, y omisión de actos funcionales por haber encargado a la empresa Condhydra SAESP Sucursal Perú, la elaboración del expediente del proyecto de mejoramiento y ampliación de servicio de agua potable y saneamiento de la ciudad de Yauri, capital de Espinar.

Vera Chinchero renunció porque -asegura- el alcalde de Espinar, sus asesores y funcionarios de confianza lo maltrataron psicológicamente para que retire la denuncia por corrupción.

Según el exprocurador, el alcalde Lolo Arenas cambió radicalmente de postura cuando hizo un viaje a Lima. Al volver decidió no continuar con las denuncias por irregularidades cometidas en la anterior gestión. “Según vengo investigando, Lolo Arenas se reunió en Lima con el exalcalde de Espinar, representantes de la empresa Colombiana Cohyndra y otros”, señaló.

Vera Chinchero incluyó en la denuncia por los mismos delitos a los funcionarios Anani Zeballos Sifuentes, Juan Carlos Castañeda Solís, Guillermo Carrillo Carrillo, Carlos Salvadro Chambilla Espinoza y al representante legal de la empresa Condhydra SAESP Sucursal Perú, Juan Fernando Ramirez Cardona. A ellos se suman otras 14 personas a quienes se les atribuye ser cómplices primarios. La denuncia fue respaldada por dirigentes sindicales y comunales de Espinar.

El exprocurador explicó que los delitos se cometieron cuando contrataron a la consultora Conhydra para elaborar el expediente del proyecto de mejoramiento y ampliación de servicio de agua potable y saneamiento de la ciudad de Yauri, en Cusco. Según el procurador, ese trabajo debió haberlo hecho la Subgerencia de Estudios y Proyectos.

Conhydra debía cobrar por ese trabajo S/ 6 millones de soles en tres partidas. De ese monto la empresa ya cobró S/ 4 millones 100 mil soles, pese a que el trabajo presenta deficiencias y ni siquiera está en fase de inversión, porque el expediente no fue aprobado por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento ni registrado en el sistema Invierte.pe.

La consultora tampoco habría conseguido las autorizaciones de las instituciones para viabilizar el proyecto. Incluso existe un documento de diciembre de 2018 que declara improcedente la petición de incorporación del área del plan de monitoreo arqueológico del proyecto.

Todo eso demuestra, según el exprocurador, una clara intención de sacarle provecho a la Municipalidad Provincial de Espinar. Lo extraño, dice el exfuncionario, es que el acalde Lolo Arenas apoyó las investigaciones iniciales, pero luego cambió de parecer.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + dos =

Translate »