El gerente del Gobierno Regional de Tumbes (GRT), Dam Chinga Zeta informó que este año se ha cumplido con destinar una partida presupuestal de un millón 300 soles para el arbitraje al que será sometido la obra del hospital regional “José Alfredo Mendoza Olavarría” (Jamo), ubicado en Ciudadela Noé.

DAÑO

La crisis que se vive en el sector Salud, en parte se debe al déficit de infraestructura, y es que tras la construcción de un hospital de nivel II-2, con equipamiento de alta tecnología, donde se invirtió más de 20 millones de soles, hoy se encuentra abandonado y sin ser útil a la comunidad.

Esto producto a las deficiencias halladas en su estructura, las mismas que han sido sometidas a diferentes peritajes y que finalmente este año se concretó su evacuación en su totalidad, al evidenciar el riesgo a la vida y la salud de quienes lo ocupaban.

Peor aún, cuando no hubo ningún interés por parte del Consorcio Hospitalario para hacer efectivo la garantía de dicha obra, tal y como lo evidenció la Contraloría General de la República.

Es así, que las autoridades de turno han definido iniciar el proceso de arbitraje antes que concluya la garantía, la misma que fenece en el 2020.

“Lo bueno es que el proyecto no está cerrado, ya lo hemos conversado con los funcionarios del Ministerio de Salud, estamos incorporando el componente gestión del proyecto, para pagar el arbitraje, pagar la pericia del Gobierno Regional de Tumbes y el pago al arbitro”, expresó.

Acotó, que ello también implica el inicio de una denuncia penal contra el contratista.

Vale destacar, que hay equipos técnicos comprometidos a efectuar las pericias a las estructuras, donde no solo está participando el Colegio de Ingenieros, sino también de la Universidad Nacional de Ingeniería, con el fin de determinar qué áreas pueden ser rehabilitadas por el contratista.

En una reciente visita que efectuó Diario Correo a dicha infraestructura, en compañía de los consejeros regionales y el vicegobernador, se evidenció el abandono en el que se encuentra, donde incluso ha colapsado parte del cerco perimétrico y se encuentra desguarnecida la seguridad de los equipos que aún yacen allí.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 2 =

Translate »