A escasos días de recuperar su libertad, tras cumplir una orden de prisión preventiva, el exgobernador regional de Apurímac, Elías Segovia Ruiz, fue condenado a 12 años de prisión al ser encontrado culpable de presuntamente utilizar recursos del Estado para financiar su campaña electoral para el período 2014 – 2018. También sus exfuncionarios fueron encontrados culpables.

Segovia Ruiz se desempeñó como autoridad regional desde el 2010, pero aspiraba a continuar en el cargo. Precisamente -explica en su acusación el fiscal Julio Orellana- para financiar su campaña del 2014 – 2018, Segovia Ruiz junto a sus funcionarios de confianza dispusieron de 650 mil del soles, con cargo al saldo presupuestal de año 2008, realizando un acto administrativo simulado.

Por ello, es que el fiscal Orellana acusó al exgobernador por los delitos de apropiación agravada y falsedad ideológica. Los magistrados del Juzgado Penal Colegiado de la Corte Superior de Justicia de Apurímac encontraron culpable al exgobernador y además de la prisión, dispusieron que pague junto a los otros cuatro sentenciados una reparación civil de S/ 600 mil.

Precisamente, también fueron encontrados culpables y recibieron una condena de 8 años de cárcel los exfuncionarios Giovani Tohalino Riveros (asesor de presidencia), Robinson Palacios Moreano (gerente de Infraestructura), Edison Zegarra Vivanco (subgerente de Obras) y Miguel Ángel Valenzuela Rodríguez (cajero). Precisamente contra este último, el juzgado giró una orden de captura.

El juez Efraín Urbiola Mayhuired, director de debates, señaló que la lectura integral de la sentencia se realizará a las 17:00 horas del 24 de febrero próximo. Los otros jueces que integran el juzgado son José Ángel Medina Leiva y Juan Edward Suyo Rojas.

GASTOS TOTALES

El dinero habilitado del saldo presupuestal 2008, fue apropiado por el exgobernador, utilizando 74 mil soles aproximadamente, para el pago de los proveedores (impresiones, publicidad, alquiler de camionetas, entre otros) de la campaña reeleccionista.

Otra parte fue utilizada por Segovia para cubrir las deudas que mantenía con caja chica por supuestos viáticos, hasta por la suma de 48 mil soles. Finalmente, sus funcionarios de confianza se habrían apropiado de buena parte de los recursos.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + diecisiete =

Translate »