Una nueva modalidad de extorsionar a los alcaldes de la serranía liberteña se viene implementando en la región La Libertad. Bandas de extorsionadores a través de amenazas de muerte les vienen solicitando obras de construcción para no atentar contra sus vidas.

En el presente año, cinco alcaldes han hecho sus denuncias públicas, mientras que otros no lo hacen por temor a represalias y temen por su integridad física y la de sus familias.

Dentro de los extorsionados figuran los alcaldes de la provincia de Julcán, Marcos Rodríguez Espejo; de Calamarca, Kiko Danny Rodríguez Espejo; de Carabamba, Jaime Yubi Carranza Lucas; de Curgos (Sánchez Carrión), Juan Carlos Salvatierra Ríos y de Mache (Otuzco), Ferry Edison Escobedo Espínola.

Antecedente

El primero en registrar su denuncia fue el burgomaestre de Carabamba, provincia de Julcán, Jaime Carranza Lucas, quien el pasado 17 de febrero denunció en la División de Investigación Criminal de Trujillo que venía recibiendo mensajes a su celular, donde le exigían el pago de 15 mil soles para no atentar contra su vida.

El 13 de marzo se registró un atentado en la vivienda de los alcaldes de Julcán, Marcos Rodríguez y de Calamarca, Kiko Rodríguez, ubicada en la urbanización Semi Rústica El Bosque.

Los delincuentes detonaron un artefacto explosivo y dejaron una granada con un manuscrito, donde les piden a los hermanos 100 mil dólares para dejarlos dirigir las alcaldías en paz.

El burgomaestre del distrito de Curgos, de la provincia de Sánchez Carrión, Juan Salvatierra Ríos, el 27 de marzo, empezó a ser víctima de los extorsionadores, quienes a través de mensajes de texto lo amenazan de muerte para que les pague 50 mil soles. Asimismo le consignan que deje el cargo o tomarían represalias contra su familia.

Mientras que el 30 de marzo, el alcalde del distrito de Mache, en la provincia de Otuzco, Ferry Escobedo Espínola, denunció que a través de llamadas telefónicas lo amenazan que le detonarán una granada en su casa si no paga 20 mil soles.

El negociador

Tras las amenazas de muerte siempre aparece un mediador que se ofrece a solucionar el problema de la extorsión al alcalde. Se presenta como amigo de “ranqueados” delincuentes que puede poner freno a las amenazas.

Si las autoridades aceptan tras llamadas y supuestas reuniones, confirma que los facinerosos piden cierta cantidad de dinero a cambio de dejar tranquilo al alcalde, caso contrario los disparos a su vivienda o detonaciones se tornan constantes y obligan al burgomaestre a contratar seguridad personal.

Luego hace la sugerencia de que en vez de dar un cupo extorsivo le ofrezca una obra para los hampones.

Se deben denunciar extorsiones

El jefe de la Región Policial La Libertad, coronel PNP Freddy Velásquez Carranza, pidió a los pobladores y autoridades que sean víctimas de extorsionadores, denunciarlos porque si ceden a los chantajes las solicitudes de dinero se darán con mayor frecuencia.

Anunció que redoblaron el patrullaje en las viviendas atacadas por los hampones y también siguen de cerca las actividades de los alcaldes.

Confirmó que los casos de extorsión contra los alcaldes se incrementan cuando van a ejecutar obras de magnitud o van a recibir los presupuestos del canon minero para sus municipios.

Fuente La República

Translate »