El mes pasado, la Contraloría General de la República advirtió que la construcción de una infraestructura para atender a pacientes con COVID-19 en el Hospital Regional presentaba serias deficiencias.

El informe de orientación de Oficio N° 009-2020 decía que había un deficiente trabajo en la construcción de una de las zapatas para pedestal (cimentación con cemento para las columnas) encontrándose el acero doblado de forma anti-técnica.

Y lo más preocupante es que se advirtió que el concreto de los pedestales, carecían de certificados de calidad respecto a su resistencia ya que al ser sometido a un simple golpe con un martillo, se desmoronó.

Ante las graves observaciones hecha por los auditores, que ponen en peligro la calidad de la obra, la contratista ayer inició con los trabajos de demolición para hacer una nueva infraestructura que brinden seguridad al proyecto.

Los trabajos se iniciaron el 5 de junio último y tiene un plazo de ejecución de 30 días calendario para concluir la obra, y tiene una inversión de un millón 111 mil 518 soles. En este ambiente se habilitarán 12 camas UCI para atender a los pacientes con coronavirus que requieren ser aislados.

Los cambios se realizan porque el Hospital Regional se comprometió a subsanar las deficiencias expuestas, que necesitan reprocesos y trabajos adicionales que conllevan tiempo y recursos por parte del contratista. Además de afectar la calidad de los materiales que pueden repercutir en la vida útil de la infraestructura.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 6 =

Translate »