Dos graves casos de corrupción fueron detectados en el Servicio de Intendencia del Ejército (SINTE) y en el Bazar Central del Ejército (BCE) que involucran pérdidas por más de 14,3 millones de soles, y que de momento implican a dos oficiales de la institución castrense.

Los episodios de presunta apropiación ilícita de fondos públicos fueron detectados luego de que el comandante general del Ejército, general de división Luis Ramos Hume, dispuso acciones de auditoría y fiscalización en el SINTE y el BCE.

En el caso del BCE, las investigaciones internas determinaron la responsabilidad del coronel Juan Requejo Rodríguez por el faltante de 5,3 millones de soles. Por este motivo, el Consejo de Investigación para oficiales Superiores (CIOS) resolvió el 20 de octubre de este año recomendar dar de baja por medida disciplinaria al coronel Requejo.

El pase al retiro por medida disciplinaria del coronel Requejo está motivado por “el incumplimiento deliberado de normas y disposiciones de carácter general o institucional”, y “por motivar o influenciar en cualquier forma o cometer actos contrarios a la disciplina”, de acuerdo con los reportes del caso que serán remitidos al Ministerio Público para que proceda conforme a ley.

Ascendido al grado de teniente coronel a partir del primero de enero de 2010, Juan Requejo es un oficial de la especialidad de Intendencia al que se le encargó la administración del Bazar Central del Ejército (BCE), que provee de bienes y servicios al personal de la institución y a sus familias.

El sustento legal de la drástica decisión del CIOS es el siguiente: “El pase a la situación militar de retiro por medida disciplinaria es la separación definitiva del Servicio y se impondrá por infracción muy grave (…), (estableciéndose) como máxima sanción el pase al retiro por medida disciplinaria”.

Por disposición del comandante general del Ejército, el jefe del Órgano de Control Institucional del Ejército, el 14 de noviembre, inició una acción de fiscalización al Batallón de Intendencia de Abastecimiento y Mantenimiento Nº 511, a cargo del teniente coronel de Intendencia Eloy Berrío Figueroa.

Dinero fácil

Durante el periodo de 2014 y 2015, se detectó en la contabilidad del Servicio de Intendencia del Ejército (SINTE), en la etapa de responsabilidad del teniente coronel Eloy Berrío, un faltante de 8,9 millones de soles.

Por los reportes a los que ha tenido acceso La República, el monto sería en referencia a prendas de vestir que empresas proveedoras ganadoras de licitaciones no cumplieron con entregar en perjuicio de miles de oficiales y subalternos del Ejército.

El personal más afectado es el que pertenece a la 32ª Brigada de Infantería.

Debido a este incidente, el comandante general del Ejército ordenó la investigación de todas las compras militares en los años 2014 y 2015.

Los reportes previos indican que ha existido un evidente favorecimiento a algunas empresas proveedoras permitiéndoles en fecha vencidas entregar prendas, además de aceptar los vestuarios de una calidad de tela que no correspondía a las exigencias técnicas. Y en otros casos, se pagó hasta tres veces más por productos en comparación con los precios del mercado.

El coronel Juan Requejo Rodríguez y el teniente coronel Eloy Berrío Figueroa son los primeros investigados y sancionados por los casos de corrupción que involucran 14,3 millones de soles, pero el número de oficiales implicados podría aumentar considerablemente debido a que se requirió la participación de otros efectivos para la consumación de los delitos.

Luego de la denuncia y formalización de los procedimientos de baja por medida disciplinaria relacionados con los casos de corrupción mencionados, fueron filtrados a los medios de comunicación audios que buscaban deslegitimar al Alto Mando del Ejército con el propósito de dejar sin efecto acciones contra la corrupción.

Lo cierto es que la Procuraduría Anticorrupción y la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios han tomado conocimiento de estos hechos y a continuación abrirán procesos investigativos a los oficiales que resulten responsables de la dilapidación de fondos públicos.

Fuego nutrido en el EP por los ascensos

*Una vez concluidos los procesos de ascensos y pases al retiro en del Ejército, circularon en algunos medios de comunicación acusaciones de supuestos favoritismo que se atribuían al comandante general del Ejército, general de división Luis Ramos Hume.

*Los ascensos de grado los resuelve un Consejo de Selección compuesto por 10 generales de división, entre ellos el jefe del Ejército. La otorgación del grado es por voto, y cuando existe un empate, interviene el jefe máximo de la institución. Pero en esta ocasión no fue necesaria la participación del general Ramos: los ascensos fueron por unanimidad de votos.

*Sin embargo, oficiales no favorecidos por el ascenso –que en muchos casos representa la baja del servicio por renovación de cuadros– en represalia han inundado los medios con información falsa sobre presuntas irregularidades. A estos se han unido oficiales investigados por corrupción que buscan desactivar las acusaciones con el cambio del Comandante General del Ejército.

Fuente Diario La República

Una Respuesta

  1. Agustín Gómez Gutiérrez

    La corrupción en las Entidades públicas lo permite la misma Ley 30225 y su reglamento aprobado por D. S. N°350-2015-EF, en su capítulo III, donde permite al comite de selección, nombrados por el títular de la Entidad y monitoriado por este, a poner requerimientos técnicos altos, o sea al gusto de un contartista o consultor de obra; y a gusto del OSCE, que no hace nada, si alguien no hace la denuncia; las Oficinas desentralizadas deben hacer el segimiento a las convocatorias, y evitar, como ejemplo que se requiere, para jefe de la Supervisión, 3,500 horas de capacitación ( Sullana A.S. N° 37-2016-MPS, con VR de S/.54,000. soles).

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

siete − 2 =

Translate »