La variación del presupuesto que se destina a las municipalidades distritales a través de los fondos del canon minero, ha generado que varias de las obras programadas queden relegadas.

Una alternativa para darles viabilidad es la modalidad de Obras por Impuestos (OXI), pero esto significa que el dinero recibido debe ser pagado en un periodo de diez años y es descontado por el Ministerio de Economía y Finanzas de la dotación que se les asigna en el canon minero. Es decir, es un préstamo sin pago de intereses.

En Arequipa, solo cinco comunas distritates han optado por esta alternativa, como es el caso de Cayma, Yura, Tiabaya, Alto Selva Alegre y Hunter, este último concejo gastó todo el fondo en la gestión que termina. Sin embargo, en Alto Selva Alegre y Cayma hicieron mayor gasto, con 27.85 y 24.8 millones de soles, respectivamente.

El sociólogo Victor García Alvarez, dijo que si se elige esta modalidad, se debe tomar en cuenta su impacto social, considerando las necesidades de la población y asegurando que la mayor cantidad de personas sean favorecidas. “En las nuevas gestiones habrá un mayor control porque el gobierno ha cambiado los mecanismos”, explicó.

FISCALIZACIÓN

Pero volviendo a la ejecución de los proyectos, una vez que la municipalidad ha cumplido con todos los trámites se procede a la firma del convenio por el que la entidad pública elige al consorcio supervisor, sus honorarios son incluidos en el presupuesto. El dinero se asigna en entregas parciales cada tres meses y verificando el avance de la obra, que debe estar conforme al cronograma de ejecución, de esa manera hacen los descuentos en la Sunat. La carta fianza queda hasta al final del proyecto, para afrontar cualquier incumplimiento.

El ingeniero José Montaño Enríquez, es funcionario de la Ley Servir, trabajó en varios municipios en las gerencias de obras y eso le ha permitido ver que algunas gestiones municipales no tienen el control y vigilancia necesaria para este tipo de convenios. “Se debe garantizar la durabilidad de los proyectos y así no se presentarán problemas al poco tiempo de su ejecución, para ello cuando se reciben las obras, los municipios deben pedir la intervención de la Contraloría General de la República a fin de que haga una auditoría para evaluar los trabajos realizados, sino lo hacen están incumpliendo la ley”, precisó.

Por su parte, el abogado especialista en temas municipales, Jorge Sumari, agregó a esto que los nuevos alcaldes deben evaluar todos los proyectos que se hicieron por OXI y a qué nivel se han dado.

“Se debe ver si se han llevado a cabo correctamente dentro del marco técnico legal y si responden a los objetivos que se trazó el gobierno local”, puntualizó.

Luego de la evaluación se podrá determinar hasta donde es razonable este tipo de proyectos, si es rentable para el municipio y beneficio para la colectividad o si es que solo se ha cautelado el interés de la empresa que invierte. Si hubiera irregularidades o actos ilegales se podría dejar sin efecto, previa conversación con la otra parte.

98 millones de soles gastaron los cinco municipios.

Simón Balbuena Alcalde de Hunter

“Hemos construido dos colegios con esa modalidad y se va pagar en 10 años. No es cierto que se dejan deudas ya que se usan para ejecutar proyectos de impacto por que los municipios no tienen muchos recursos”.

Fuente Diario Correo

Translate »