banner

Una tercera declaratoria de emergencia recaerá sobre el distrito de José Leonardo Ortiz (JLO), cuyos vecinos hasta la fecha no cuentan con una solución para el recojo efectivo de las grandes cantidades de residuos sólidos que se acumulan en sus calles.

El anuncio fue dado por la ministra del Ambiente, Alvina Ruiz, el último viernes durante un acto protocolar en Pómac.

Cabe recordar que durante los gobiernos de Martín Vizcarra y de Pedro Castillo también se oficializaron declaratorias de emergencia para JLO, pero estas medidas no dieron el cambio esperado.

“La diferencia ahora es que el Gobierno se compromete a proporcionar maquinaria a través de sus ministerios, porque anteriormente el Minam solo brindaba directivas. Tal vez por la difícil coyuntura política, el Gobierno quiere demostrar que apoya en todo a la población”, sostuvo el exregidor leonardino, James Prado Ayala.

Agregó que conseguir ayuda desde el Ejecutivo no ha sido un camino fácil. Anteriormente, las peticiones de los alcaldes eran rechazadas por la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), pues para esa instancia la recolección de basura era un asunto solo de dominio municipal.

“Cuando se declaró anteriormente, no dieron ni presupuesto ni recursos. Ojalá se entienda que el municipio necesita financiamiento y un acompañamiento técnico”, expresó la exautoridad.

La nueva declaratoria de emergencia será publicada la próxima semana en el diario oficial El Peruano.

El gobernador regional de Lambayeque, Jorge Pérez Flores, informó que 30 mil toneladas de residuos y escombros se recogen en Chiclayo, José Leonardo Ortiz, La Victoria y salidas a Reque, Pomalca, Pimentel y San José.

“La atención se enfocará primero en JLO, donde hay enorme cantidad de basura y escombros. La emergencia permitirá el uso de maquinaria de varios ministerios. También se dará apoyo a Chiclayo, eso no quita lo que hará el GORE, hemos puesto a disposición varios vehículos”, aseguró Pérez.

Detalló que se destinará a corto plazo una primera partida de S/ 11 millones para un programa de atención a la gestión de residuos sólidos y posteriormente se ejecutarán S/ 20 millones para toda la región.

Sin embargo, explicó que las declaratorias de emergencia han sido solo paliativos y que por ello se necesita reanudar la obra de la planta de transferencia, ubicada en San José (Chiclayo), en concordancia con un proyecto integral para la provincia.

Esto permitirá la segregación, reciclaje y formación de compost a partir de la basura.

Jorge Pérez enfatizó que la gestión de la alcaldesa, Janet Cubas Carranza, debe resolver el litigio por dicha obra a fin de lograr la liquidación y un nuevo financiamiento.

A la fecha, sigue en curso un pleito entre la comuna chiclayana y la empresa CRD Sucursal Perú, denunciada por el pago de coimas a exautoridades.

Fuente Diario Correo

Translate »