banner

Tras el anuncio de la adjudicación del proyecto de agua y alcantarillado para 96 AA.HH de Piura, Castilla y Veintiséis de Octubre, tanto el gobernador regional, Luis Neyra y el alcalde de Piura, Gabriel Madrid coincidieron en la creación de una Junta de Resolución de Disputas (JRD), para evitar controversias entre la empresa y la entidad, así como paralización en los trabajos.

No más paralizaciones

“Nosotros ya hemos planteado a los representantes del Ministerio de Vivienda que se incluya en el contrato de la obra una Junta de Resolución de Disputas, el cual es un mecanismo que existe desde la nueva Ley de Contrataciones del Estado. Su función es tratar las controversias que surjan entre los contratistas y la entidad pública en los contratos de obras mayores a 5 millones de soles”, sostuvo el gobernador Luis Neyra en presencia de la ministra de Vivienda, Hania Pérez de Cuellar en su visita a Piura.

En ese sentido, la autoridad regional, expuso que, con la implementación de la JRD, se tendrá la seguridad que la obra no se paralice y si existen controversias entre  la constructora y la entidad, los trabajos puedan seguir y en paralelo se pueda resolver las posibles disputas que surjan.

“No podemos seguir con este fantasma de las paralizaciones, se tiene que asegurar una licitación y ejecución eficaz, que la obra termine en el plazo establecido en el expediente técnico. Nuestra preocupación se da porque las paralizaciones de obras juegan con la necesidad de la población que lleva años sufriendo por falta de este servicio básico”, agregó.

Por su parte, el alcalde de Piura, Gabriel Madrid enfatizó que la finalidad de la creación de JRD, es la protección de la inversión del proyecto de agua y alcantarillado para los 96 asentamientos. Del mismo modo, expresó su preocupación por la presencia de consorcios empresariales chinos detrás de la millonaria obra.

“Nos preocupa que son tres empresas chinas las que van a participar de este proceso de licitación. Tengo información qué hay más de 3 mil millones de obras paralizas por empresas de esta nacionalidad“, advirtió el alcalde.

Planta de Curumuy

Las autoridades piuranas también solicitaron a la ministra de Vivienda que junto a la obra de los 96 AA.HH, se trabaje el proyecto de ampliación de la planta de Curumuy, de lo contrario la obra de agua para estos asentamientos no podrá funcionar porque no se tendrá agua para abastecerse.

Pérez de Cuellar informó que también ha dado la disposición a sus técnicos para que avancen este proyecto el cual está paralizado porque se han encontrado varias observaciones. “Se espera que la empresa que ejecuta el expediente técnico subsane estas observaciones, porque hasta ahora solo alcanzó cinco de los siete entregables que corresponde; sino lo hace en el plazo, vamos a resolver el contrato“, añadió la ministra.

Fuente Walac

Translate »