ex_contralor_matuteLima, nov. 04 (ANDINA). La Contraloría General de la República tiene corresponsabilidad en las compras reservadas realizadas por el sector castrense, porque debe garantizar que las adquisiciones sean de calidad, a buen precio y en forma oportuna, afirmó hoy el excontralor Genaro Matute

Añadió que la ciudadanía debe entender las compras secretas, especialmente en el campo militar y en el sector de inteligencia, están previstas en la ley y no están exentas de control.

“Las normas han puesto claramente que estas acciones no se toman unilateralmente por el Poder Ejecutivo, sino deben ser evaluadas por un ente autónomo y externo, y al hacer eso, la Contraloría se convierte en garante y en corresponsable”, dijo a la Agencia Andina.

Esta semana, el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, informó que los expedientes de compras reservadas para diez bases militares que se instalarán en la agreste zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) ya han sido enviadas a la Contraloría.

Según explicó el excontralor, en la eventualidad que la Contraloría determine que una compra secreta no cumple esos requisitos, como ocurrió durante su gestión (2002-2009), tiene la potestad de negar la garantía para que el Ministerio de Defensa o las Fuerzas Armadas adquiera el material solicitado.

Por ejemplo, recordó que en los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006) y Alan García (2006-2011), la Contraloría rechazó varios pedidos por considerar que no correspondían a compras secretas militares.

Agregó que la Ley de Control Interno (Ley 28716) permite las compras secretas de material militar y faculta a la Contraloría que evalúe los expedientes previamente, y también para que efectúe un control posterior del material adquirido.

“La norma establece la posición de la Contraloría como garante de la compra secreta de material militar, de la deuda pública y de adicionales de obras (…) Es decir, la Contraloría es partícipe y responsable de la adquisición o de la operación”, subrayó.

Matute comentó que existe mucha “sensibilidad” en el tema de las compras secretas por las series irregularidades que se cometieron en el década del 90, cuando se abusó de ese tipo de adquisiciones en perjuicio del erario público.

Sin embargo, destacó que ahora exista una normatividad adecuada y resaltó que la Contraloría actúa de garante, tal como lo anunció el ministro Cateriano, quien ya entregó los expedientes para construir diez bases militares en el Vraem.

“En este caso, si el ministro dice que deben construirse diez bases, el equipamiento de la base tiene que ser de manera reservada, porque si no los enemigos van a saber exactamente cómo están montándose las bases”, anotó.

Fuente Andina

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 4 =

Translate »