La ministra Liliana La Rosa dijo que este año han dispuesto cambiar todas las normas para las compras de los alimentos de Qali Warma tras detectar “direccionamiento” en las bases del 2017. Asimismo, señaló que sus declaraciones en Cañete fueron sacadas de contexto.

“Cada año se norma este tema, entre junio y agosto. La norma para la provisión de alimentos [de Qali Warma] para este año se hizo el año pasado. Justamente este año se estaban cambiando todas las normas. Estábamos poniendo bases distintas porque había evidencias de claro direccionamiento”, dijo.

Liliana La Rosa también aclaró el sentido de sus declaraciones en Cañete que, según ella, fueron sacadas de su contexto. Dijo que trató de dar tranquilidad a los padres respecto al diagnóstico médico de los niños que fue “deshidratación leve”.

La ministra indicó que no la pueden acusar de falta de empatía porque fue la primera en llegar a Cañete y no se fue hasta que “el último niño saliera de alta”. Además, señaló que cuatro personas le consultaron qué debían hacer si sus hijos no querían tomar el desayuno de Qali Warma, cuando respondió que “no estaban obligados”. “Estaba explicando el procedimiento del programa”, dijo.

Proveedor con antecedentes

Liliana La Rosa recordó que la empresa Man & Liu S.R.L., proveedora de los desayunos escolares del programa Qali Warma, ya tenía un proceso para un caso similar ocurrido en el 2014. La ministra dijo que la Procuraduría del Midis había interpuesto una denuncia penal ante la Fiscalía.

“No se sancionó a la empresa. Una muestra más de que los procesos se inician desde el Estado, esto se quedó en la Fiscalía que no sancionó. La Fiscalía ya conoce los nombres”, dijo.

Fuente RPP

 

Translate »