El titular de la Primera Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Emilio Salas Apaza, abrió una investigación a un grupo de funcionarios del Proyecto Especial Regional Pasto Grande (PERPG) por presuntas compras sobrevaloradas.

Están involucrados el administrador Hugo Abelardo Cuéllar; el exjefe de Logística, Jeanfranco Calderón Coayla, y el cotizador Julio Gutiérrez Toledo. Por lo pronto, los acusan de coludirse para beneficiar con contratos a tres empresas que tienen la misma dueña.

Se trata de las firmas J&H Representaciones, Comercial y Servicios K&M, y Comercial Aceros. De acuerdo a la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp), estas figuran a nombre de Jennifer Cuevas Flores. El año pasado, entre las tres empresas, facturaron un monto total de S/107 364 con el PERPG.

Los implicados fraccionaron el monto de adquisiciones y las adjudicaron de manera directa, para que puedan proveer ropa y calzado para los trabajadores. Encargaron traer 152 unidades de jeans marca Pionier para damas y varones por un valor de S/21 280; así como 152 unidades de camisas marca Oxford, 59 polos de marca Pique, 59 casacas y 59 chalecos, por S/25 359. También compraron 93 buzos marca Lomas (pantalón y casaca) por S/27 435 y 59 zapatos de seguridad marca CAT por un monto de S/33 290. Pasto Grande pagó hasta S/ 295 por cada juego de buzo y S/ 565 por cada par de zapatos. En su defensa, el gerente general del PERPG, David Espinosa, sostiene que estas compras se hicieron a pedido del sindicato de trabajadores y en cumplimiento de un convenio colectivo. Niega una sobrevaloración y considera que el precio está acorde al mercado. Mientras tanto, el representante del Ministerio Público sospecha que, por el apellido, no se descarta que la proveedora sea pariente del gobernador Zenón Cuevas. Ha pedido información y ha dispuesto una serie de diligencias.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − dos =

Translate »