Luego de que la Contraloría informó que se detectaron supuestos favorecimientos en la suscripción de la adenda 2 al contrato de concesión del tercer componente del Proyecto Olmos, donde una empresa vinculada a Odebrecht compró 11.000 hectáreas por S/ 6,9 millones para luego revenderlas en S/ 22 millones, H2Olmos se pronunció.

“Buscando viabilizar la ejecución del proyecto, OLPD (empresa vinculada a H2Olmos), adquirió las 11.500 has. restantes al precio base referido (y que estuvieron disponibles durante dos subastas internacionales en los años 2011 y 2012) y que ninguna empresa o fondo de inversión había querido adquirir. OLPD las compró por el monto de $ 49 millones, y no por $ 6,9 millones. La adquisición de las tierras fue un gran riesgo para salvar el proyecto”, precisaron.

“(…) solo después de tres años se logró realizar la venta de las tierras. Durante ese tiempo se incurrió en desembolsos por el pago del derecho de agua, costos financieros y administrativos, con lo que, tras el pago del impuesto a la renta, la utilidad fue de $ 2,9 millones; claramente un retorno mínimo para la inversión y riesgos asumidos”, se agregó.

La Contraloría expone en su informe que en la auditoría realizada por la entidad de control, se precisó que seis funcionarios del Proyecto Especial Olmos Tinajones (PEOT) tendrían una supuesta responsabilidad penal y administrativa. Cabe resaltar que el PEOT es una entidad supervisora, que le dio el visto bueno a la concesión sin tener sustento financiero y económico respectivo.

El Gobierno Regional de Lambayeque y el PEOT ya han sido debidamente notificados sobre estos hallazgos a fin de que tomen las medidas administrativas que corresponden para deslindar responsabilidades de los funcionarios involucrados.

Además, se hizo llegar el informe a la Procuraduría Pública de la Contraloría a fin de que realicen las acciones legales pertinentes.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + nueve =

Translate »