El Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (Osce) evidenció que la licitación para concluir el Hospital Antonio Lorena tiene serias observaciones.

En el documento, enviado al Gobierno Regional Cusco, el Osce comunica que existen más de 200 observaciones en el proceso de licitación. Se cuestiona requisitos y condiciones que no están señalados en la normatividad.

¿DIRECCIONAMIENTO?

La observación más grave estaría en el requisito que establece que el postor debe contar con el certificado de buenas prácticas de almacenamiento, emitido por la autoridad competente DIGEMID a nombre del postor y vigente a la fecha de presentación de las propuestas.

Sobre este punto, el consejero regional Alaín Alanoca refiere que en la actualidad solo un postor contaría con dicha condición. “Este requerimiento que se publicó en los Términos de Referencia ha limitado que más postores participen en la licitación. La exigencia de una certificación que no está considerada en las bases estandarizadas hace ver cosas muy sospechosas”, dijo el legislador.

Habla exgerente

Sobre las observaciones del 0sce, el exgerente general del Gobierno Regional, Eduardo Sanz Loayza, denunció que habría la intención de direccionar la buena pro para el saldo de obra  y equipamiento del llamado Hospital de los Pobres.

Sobre ello, el actual gerente regional Ronald Concha Cazorla minimizó las observaciones del órgano supervisor asegurando que la mayoría son subsanables. Dijo que se tomará en cuenta las recomendaciones y que ello no afectará en el cronograma de licitación e inicio de la postergada obra. “El 28 de marzo se conocerá a la empresa ganadora. La obra iniciará en abril”, dijo el funcionario.

Fuente Diario La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »