Mediante la Resolución No. 054-2018-CG del 8 de febrero, el contralor Nelson Shack nombró en el cargo de vicecontralor general de la Contraloría General de la República a Carlos Alberto Lezameta Escribens.

La norma interna precisaba que Lezameta debía de asumir funciones el jueves 15.

No obstante, el contralor dejó sin efecto su decisión luego de que se hiciese público que la empresa Carlebi Consulting S.A.C., de propiedad de Lezama, enfrentaba una suspensión de 37 meses por parte del Tribunal de Contrataciones del Estado por falsificación y adulteración de documentos.

Según el propio Tribunal de Contrataciones, la empresa propiedad de Lezameta presentó “documentación falsa en la adjudicación de una consultoría para la valoración de puestos y nueva estructura salarial” como parte de su oferta en la adjudicación directa convocada en el año 2016 por Corpac S.A. Por ello, fue inhabilitada por 37 meses.

En la Resolución de Contraloría No. 056-2018-CG publicada ayer se señalaba que “en uso de las facultades conferidas por el artículo 32° de la Ley N° 27785, Ley Orgánica del Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República, se resuelve en artículo único: dejar sin efecto la Resolución N° 054-2018-CG de fecha 8 de febrero de 2018”.

Con ello se anuló el nombramiento de Carlos Alberto Lezameta Escribens en el cargo de vicencontralor.

Fuente El Comercio

Translate »