Piura es la región que ha gastado la menor cantidad de presupuesto asignado y la que tienen un porcentaje más bajo de ejecución de proyectos de inversión, según un informe presentado por el diario Perú 21.

Coincidentemente, según el informe toma datos del Instituto Nacional de Estadística (INEI), el nivel de pobreza de nuestra región es uno de los más altos del país (Entre 32% y 36%).

Las jurisdicciones donde se observan los mayores indicadores de pobreza son, paradójicamente, las que menos están invirtiendo en proyectos sociales.

El economista Jorge González Izquierdo manifestó que hay un problema de paralización de proyectos y de desembolso adecuado de recursos.

“En general, se observa que los gobiernos municipales y regionales tienen problemas con el gasto, porque hay un exceso de tramitología y permisología. Además, les faltan cuadros técnicos que sepan gastar”, indicó a Perú 21.

Otro punto que se debe considerar, señaló el economista, es la corrupción, que genera que el dinero no se invierta en lo que se necesita, pero sí en los intereses de algunas autoridades.

Por su parte, el ex ministro de Economía Ismael Benavides declaró que, en la ejecución general del presupuesto, estas regiones sí tienen un avance superior al 50% (como se ve en el cuadro), pero no porque estén invirtiendo.

“Lo más probable es que hayan gastado en el pago de remuneraciones, servicios, pero no en lo que es importante. El problema es que son malos ejecutores”, expresó.

Asimismo, consideró que no existe la capacidad para generar los proyectos adecuados, motivo por el cual, manifestó, “sí invierten en infraestructura que no tiene trascendencia”.

Inversión vs. pobreza

Diego Macera, gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE), explicó que sí hay un efecto entre la ejecución presupuestal y la reducción de la pobreza, aunque no es inmediato.

“En el largo plazo, si la inversión pública es buena, esta mejora el bienestar social, y ello contribuye a aumentar la competitividad, y con eso se reduce la pobreza”, opinó.

Por este motivo, para el economista, se necesita priorizar brechas, por ejemplo en el caso de Cajamarca, relacionadas con la baja educación de la fuerza laboral o la poca presencia policial.

“De las regiones depende la mayor parte del presupuesto de inversión, y el Gobierno Central tiene una tarea de rectoría y acompañamiento al respecto”, precisó.

En tanto, el director del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), César Peñaranda, aseveró que no es un tema de más recursos, pero sí de mejor gestión.

“Es inaceptable que no se ejecute ni el 50% en inversión. Yo vengo diciendo que hay que armar una cartera de infraestructura básica, en donde se pueda invitar a las empresas a llevar a cabo los proyectos a través del programa de obras por impuestos”, afirmó.

En ese sentido, consideró que a los funcionarios de las regiones se les tiene que capacitar para que sean capaces de atender estos temas. “Las regiones no han tenido inyección de recurso humano adecuado para que se encargue de apostar por proyectos importantes”, indicó.

Fuente El Tiempo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 14 =

Translate »