Entre las obras con problemas que existen en Sullana, sobresale el colegio Hildebrando Castro Pozo de Chalacalá Alta, donde un pabellón ha sido declarado inhabitable pese que fue construido en el 2017.

Debido a ello, una parte de los alumnos estudian en aulas prefabricadas elaboradas en espacios reducidos, con triplay y con techos de calamina.

PERITAJE

La Municipalidad Provincial de Sullana informó que hará un peritaje técnico-financiero para conocer el estado contable de la obra.

Así lo informó el gerente de Obras e Infraestructura de la municipalidad, Arturo Ramos Rivas.

“Vamos a hacer un peritaje y estamos anexando la documentación. El peritaje técnico-financiero es para poder finalizar la obra, concluir lo que está hecho a través de un saldo de obra”, explicó el funcionario.

Ramos Rivas informó que el peritaje estructural elaborado por la anterior gestión es insuficiente para conocer el estado real de lo avanzado.

“Lo que hay es un peritaje estructural que lo único que me dice es que el pabellón no sirve; pero, no me sirve para concluir la obra porque no tengo cuánto se gastó y cuánto me sobra de dinero”, indicó el funcionario.

CORRUPCIÓN A LA VISTA

Como se recuerda, la municipalidad de Sullana, en el año 2015, inició la construcción y el mejoramiento del colegio por 4 millones de soles.

Dos años después, la municipalidad, a través de la Procuraduría Municipal, denunció ante la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, al contratista y la supervisión por supuestos actos de corrupción.

Según la denuncia, el contratista sustentó trabajos inexistentes en campo, adjuntando fotografías falsas.

Asimismo, la obra entró en un proceso de arbitraje, cuyos resultados aún no se conocen, al igual que la investigación fiscal que sigue en etapa de control de acusación.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 5 =

Translate »