El proyecto de videovigilancia que ejecutará la Municipalidad de Piura, según el artículo 32 del reglamento de la Ley de Contrataciones, debió ser licitado como bien y no como obra. De acuerdo con la disposición, en las contrataciones que involucren un conjunto de prestaciones de distinta naturaleza (bienes, obras y servicios), el objeto se determina en función a la prestación que represente la mayor incidencia porcentual de la contratación.

Kelly Morillas, regidora provincial, informó que para el proyecto los porcentajes son para obra 29,15%; para bien, 48,68%, y para servicios, 22,17%. Lo cual conforme al reglamento debió licitarse como bien por tener mayor porcentaje. Sin embargo, en la resolución de alcaldía N° 1193 – 2017 se especifica que el proyecto ha sido concebido como obra.

Además, de acuerdo a Morillas, el expediente ha sido elaborado por la gerencia territorial y de transportes cuando debió ejecutarlo el área de seguridad ciudadana.

Ante ello, el regidor Emilio Ruesta, expresó que en sesión de concejo solicitarán que se informe sobre las medidas que se adoptaron para licitar el proyecto como se ha hecho.

Fuente El Tiempo

Translate »