banner

El Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, sentenció al consejero regional por la provincia de San Antonio de Putina, José Luis Borda Cahua, a una pena privativa de libertad de tres años y 11 meses con carácter de suspendida, por los delitos de tráfico de influencias.

Además, el juzgado a cargo de la magistrada María Candelaria Morales Segura, luego de la audiencia de Terminación Anticipada, determinó cinco años y siete meses de inhabilitación para ejercer cargos públicos y una reparación civil de 6000 soles.

Según los hechos ocurridos en el mes de junio del año en curso, el investigado quien se desempeñaba como consejero, habría solicitado al nuevo director de la Red de Salud Huancané, antes de que éste asuma el cargo, comprometerse a la designación de personal que iba a proponerle, para los procesos de adquisición de bienes y servicios en esta entidad.

A cambio, el investigado ofreció interceder ante la presidencia del Gobierno Regional de Puno, para que se concrete dicha designación, la misma que se dio, y ante ello, el imputado solicitó además al director, le entregue una carta de renuncia, firmada, con su huella digital y sin fecha, a fin de que le sirva como garantía por si no cumplía con sus requerimientos.

De otro lado, solicitó se agilice el pago de adendas por servicios de limpieza y alimentación, seguridad y servicio de lavandería, a favor de los proveedores, ofreciéndole además la suma de 10 mil soles; al mismo tiempo de pedirle otorgar la buena pro a determinadas empresas que venían participando de un proceso de selección para los servicios antes mencionados.

Fuente Pachamama Radio

Translate »