Las causas judiciales que enfrenta el burgomaestre provincial de Trujillo, Daniel Marcelo Jacinto, se han convertido en una cruz que carga desde que era alcalde del distrito La Esperanza. Las tres causas por las que es juzgado son por presuntos actos de corrupción en el programa Vaso de Leche, por alquiler irregular de baños químicos y por bloqueadores malogrados para el penal El Milagro.

Caso Vaso de Leche

Este proceso data del año 2015, cuando de acuerdo al Ministerio Público, Marcelo habría adquirido insumos para el programa Vaso de Leche de la comuna de La Esperanza con un direccionamiento hacia la empresa Yon Yang, por lo cual el fiscal adjunto Henry Rufino Alzamora, de la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de La Libertad, ha solicitado 8 años de cárcel por los presuntos delitos de colusión simple y negociación incompatible.

El viernes último la audiencia de control de acusación se suspendió porque el abogado de Marcelo, Shikara Vásquez, no se presentó. La nueva fecha para ver si se va a juicio oral es el 17 de junio a las 7:40 de la mañana en el 10º Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios que despacha Eduardo Medina.

Caso baños químicos

En esta causa, el juez Eduardo Medina resolvió que se vaya a juicio oral. De esa manera, Daniel Marcelo y nueve de sus exfuncionarios de la municipalidad de La Esperanza estarán en el banquillo de los acusados por un presunto alquiler sobrevaluado de baños químicos para la población afectada durante el Fenómeno de El Niño Costero en el año 2017.

El fiscal Roberto Lecaro Alvarado pide una pena de 4 años y 8 meses de privación de la libertad efectiva para los implicados.

El alquiler de cinco baños químicos por un mes costó a la comuna 15 mil 600 soles cada uno; es decir, un total de 78 mil soles, mientras que en el mercado por el mismo servicio el precio era de 2 mil soles en total.

Caso bloqueadores

El tercer juicio que afronta es por los 28 bloqueadores inservibles de celulares que donó la empresa Tele Taxi a la municipalidad de La Esperanza y que el titular la comuna a su vez entregó al penal El Milagro.

Este juicio está en apelación, pues en primera instancia Marcelo Jacinto fue condenado, el 23 de abril último, a cuatro años de prisión suspendida, acusado de negociación incompatible en agravio del Estado.

De acuerdo a la teoría del caso que esgrime el Ministerio Público, el ahora alcalde de Trujillo habría direccionado, cuando tenía el mismo cargo en el distrito de La Esperanza, una licitación valorizada en 92 mil 820 soles.

“Juicios dañan mi imagen”, señala Marcelo

El burgomaestre de Trujillo afirmó que los procesos penales que enfrenta dañan su imagen. “Porque ponen (los diarios) titulares grandazos como si hubiéramos robado, hubiéramos hecho desfalco a la municipalidad, claro que afecta”, dijo.

Le parece desatinado que el fiscal haya pedido ocho años de prisión en su contra en el caso del Vaso de Leche, cuando no tiene nada que ver ahí.

“Salieron audios donde a un grupo de sinvergüenzas proveedores de cereal a los municipios se les escucha decir que se repartían las comunas para hacer negociados. Ese proceso fue declarado nulo, no hubo contrato ni nada”, dijo.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + 7 =

Translate »