La Contraloría General de la República detectó graves deficiencias en la obra de mejoramiento del sistema de riego de los nueve canales del distrito de Bellavista, en la provincia de Sechura. Uno de estos riesgos detectados es el que se haya usado piedra y arena de duna, que no cumple con las especificaciones de material de buena calidad, lo cual afectaría la vida útil de la obra en ejecución.

INFORME. El informe de acción simultánea se efectuó del 28 de febrero al 9 de marzo. El proyecto de mejoramiento supervisado está a cargo de la Municipalidad Distrital de Bellavista (provincia de Sechura) y es ejecutado por el Consorcio Bellavista. El monto de inversión es de 7’199,671.00 soles.

El proyecto de revestimiento de canales de regadío tiene una longitud de 10 kilómetros y beneficia a 450 agricultores del Bajo Piura. Bellavista es una zona agrícola donde se siembra arroz.

Uno de los principales riesgos detectados por la Contraloría es la presencia de raíces en el material de relleno compactado ubicado en la obra de los canales Bayona, Tamarindo, Tume, Los Eches, Las Pampas, Cabrero.

De acuerdo a las especificaciones del expediente técnico: “el material de relleno no deberá contener maleza, raíces u otro material orgánico”

Además, el personal de Contraloría encontró que el agua usada para la obra se observaban algas y su color era turbio. Esto afectaría la obra debido a que el líquido elemento es utilizado en el preparado del concreto. De acuerdo con las especificaciones técnicas, el agua debe ser limpia y no contener residuos de materia orgánica.

Otro de los puntos importantes señalados en el documento es que los materiales como piedra y arena se encontraban cerca de la zona de trabajo. Presumiblemente se trata de material del sector.

La estipulación del expediente señala que el agregado grueso (piedra) debe ser fragmentos duros y compactos.

El propio supervisor de la obra alertó sobre este hecho indicando: “se informa al residente de la obra que el material de piedra está llegando contaminado, con residuos de conchuela y tocones de madera que deben ser eliminados. Se recomienda no usar en el concreto”.

Esto último fue advertido en el mes de enero y cuando la Contraloría intervino aún no había sido subsanada la observación.

Contraloría concluye que los insumos no acordes a la oferta técnica contratada afectaría la calidad de la obra y su tiempo de vida útil.

El organismo advierte que existiría responsabilidad por parte de los servidores de la Municipalidad de Bellavista de Sechura, de acuerdo a la ley de Contrataciones, que indica que los funcionarios que intervienen en procesos a nombre del Estado son responsables de conducir el contrato de contratación, así como la ejecución de manera eficiente.

SE PRONUNCIA. Ante estas fallas detectadas el supervisor de la obra, Leoncio Chapoñán Cajusol indicó que el agua que se utiliza proviene del reservorio de Poechos.

Refiere, además, que las algas están impregnadas en el concreto de los canales antiguos y no en los que están en construcción.

“Las raíces se encontraron en el relleno el cual es arena de duna y siempre van partículas de material orgánico que se sacan manualmente antes de empezar el proceso constructivo”, dijo minimizando el hecho.

Por otra parte, se advierte también que existen modificaciones en la obra que no se encuentran en el expediente y que no cuentan con la aprobación de la municipalidad de Bellavista.

En los canales Los Eches y Tume se construye un partidor de concreto que no está en el proyecto. Al no ser aprobada, no cuenta con las especificaciones técnicas.

La Contraloría indica que se observa desmoronamiento en el talud (inclinación del terreno) que soporta la estructura de concreto del viaducto. Ante esto, el residente de la obra indica que se ha usado arena de duna y se ha compactado con agua y un rodillo.

EQUIPAMIENTO. Otro de los hechos advertidos por el personal del órgano de control es que al inspeccionar los trabajos se verificó que no se contaba con un vibrador de concreto, pese a que el expediente técnico señala que el postor debería contar con este equipo para el trabajo de vaciado de concreto.

Este equipo permite que la mezcla de concreto sea homogénea. Se observó que existen cangrejeras y poros con el acabado final de la estructura, como consecuencia de la falta del uso del vibrador de concreto.

También se halló que no se encontraba presente el asistente del supervisor de obra y al solicitar información a la comuna de Bellavista, esta indicó que hubo un cambio de profesionales.

A pesar de la ausencia de este profesional ofertado por el consorcio Bellavista, la municipalidad seguiría efectuando los pagos a este profesional.

Chapoñán indica que ese día de la visita de Contraloría, el asistente se había ido a solicitar unos análisis de muestras de la obra a una universidad y que el vibrador de concreto no es necesario en los trabajos que realizan.

“No hay fallas ni fisuras en las estructuras, las deficiencias encontradas son superables”, dijo Chapoñán.

El alcalde de la municipalidad distrital de Bellavista de Sechura, Percy Puescas Chunga, expresó que las observaciones hechas por el órgano de control están subsanándose.

“Se han culminado cinco canales que ya están en funcionamiento y con esto se ha salvado la campaña agrícola de los agricultores”, dijo Puescas Chunga.

La obra de mejoramiento de canales terminaría el 20 de abril de este año.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »